Haz triunfar a los que te rodean y siempre estarás en la cima

Freepik

Haz triunfar a los que te rodean y siempre estarás en la cima

23 de abril del 2019

El éxito del “Llanero solitario” (el individualista) es un espejismo; sin los demás es imposible triunfar. Para lograrlo en la vida hay que hacer triunfar a los demás. Entre más apoyemos a otros para que estén en la cima, más cerca estaremos de llegar a ella. El líder debe apoyar sin límites a sus colaboradores y, si alguno lo rebasa, en lugar de envidiarlo, debe llenarse de orgullo, pues formó un campeón. El líder auténtico debe ser un arquitecto humano, y en la forja de seres extraordinarios nosotros mismos nos convertimos en seres excepcionales. Debemos sobrepasar los límites del YO, para ingresar a la nueva generación del NOSOTROS. El fracaso del individualismo en los sistemas capitalistas se debe a que tratamos de lograr el éxito sin importar los medios; de ahí que aplastemos muchas veces a los demás; pero es preferible un fracaso limpio que una victoria sucia.

La nueva corriente que envuelve al mundo es la de cooperación entre personas, empresas y naciones; el nombre del juego es “todos queremos ganar”. La llamada globalización de los mercados es un gran ejemplo “macro” de este concepto, en el que las empresas de diversas naciones aportan diferentes partes para integrar un producto final, lo que ha representado resultados altamente positivos.

Para triunfar en la vida no es necesario derrotar a los demás; ese sentido de competencia nos ha convertido en detractores naturales, e inconscientemente buscamos alguien a quien vencer. La auténtica conquista es la que logremos sobre nosotros mismos; aprender a triunfar es aprender de los triunfadores y hacer de cada colaborador, incluso de nuestro propio superior, un campeón.

Ten presente que, para lograr lo que deseamos en la vida, los demás son el soporte, son la plataforma básica. Si tienes un equipo de campeones y eres su líder: es un privilegio ser el director de los mejores y no de los mediocres; el resultado de tu equipo es tu calificación personal. Si ellos logran la excelencia, entonces serás un líder de excelencia; el maestro que logra transmitir en forma eficaz sus conocimientos, que motiva a sus alumnos para obtener calificaciones extraordinarias y logra que todos lleguen a obtenerlas, ha logrado entender lo que es la excelencia. Maestro auténtico no es aquel que instruye a los demás sino el que hace surgir en sus alumnos toda su potencialidad.

Jaime Valdivieso C.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO