Héroes Paralímpicos

5 de septiembre del 2012

Los competidores colombianos en los Juegos Paralímpicos de Londres merecen reconocimiento, por ser ejemplo de lucha para todo el país.

Los juegos olímpicos de Londres brillaron por haberse tomado los medios de comunicación del mundo entero durante dos semanas. Los grandes montajes para la realización de cada disciplina dejaron con la boca abierta a todas las naciones participantes y a las espectadoras. Con gran asombro en el país se generó una euforia de esas que deportivamente sólo logra la selección Colombia, aunque siempre pierda. Deportes que por lo general no tienen una gran afición, fueron valorados e hicieron que los colombianos vibráramos y sintiéramos las medallas como propias.

El “show mediático”, debe decirse, merecido por los deportistas  hizo que los colombianos conociéramos a quienes se entrenan durante años para luego ir a poner la cara por el país y a ondear la tricolor para orgullo nacional. Sin embargo, hoy, no muchos días después de todo el “alboroto” olímpico, hay 39 competidores colombianos en los Juegos Paralímpicos de Londres y de ellos poco se sabe. El cubrimiento periodístico ha sido precario, excepto porque se logró una medalla de plata en natación.  Antes de esa medalla el espacio en los medios de comunicación locales fue casi nulo.

El país está polarizado entre los diálogos de paz, situación de gran importancia, y Protagonistas de Nuestra Tele, elemento distractor. Es más importante gastar miles de tweets insultando a Manuela, una mujer que RCN utiliza para tener rating y demostrar que la pornomiseria vende en Colombia, que hacerle seguimiento a colombianos en situación de discapacidad que compiten en Londres por representar a un país insensible y que le da importancia a banalidades, banalidades que no nos dejan superarnos como nación. Para denigrar a una persona con calificativos que más allá de demostrar indignación dejan ver bajeza y una mente poco cultivada, sí hay tiempo. No se lucha contra una persona insultándola o agrediéndola, se lucha con argumentos, se lucha con inteligencia. La discusión debería ser con RCN que es quien elabora contenidos. No hacia una persona que es utilizada como conejillo de indias para que un canal privado llene sus arcas de dinero y para que a esa gente a la que la hierve la sangre con esos programas, no se de cuenta de que hay un país por construir y por sacar de la  ignorancia que vende la televisión.

Mientras acá estamos expuestos a lo que es la mediocridad en su mayor expresión hay personas que incitan a vivir, que nos invitan a reflexionar a través de su perseverancia y sus ganas de ser los mejores. Nuestros competidores Paralímpicos deberían ser un ejemplo de voluntad, un triunfo para el país más grande que cualquier otro. Han llegado lejos esforzándose igual o más de lo que lo ha hecho Mariana Pajón. Merecen reconocimiento. Es injusta la posición del país frente a esos 39 seres humanos de gran corazón, con un poder mental maravilloso que deberiamos tener todos los colombianos para lograr metas, para tener rumbos, para abandonar las banalidades y para unirnos frente a causas como esta que nos muestran como los medios de comunicación  pueden llevar a cegarnos frente a temas que deberían hacernos despertar las más genuinas emociones.

Soñamos con la paz y ahora ese sueño está más vivo que nunca, pero no somos capaces de empezarla desde nosotros. Cada semana hay madres que abandonan a sus pequeños, hombres que matan a sus parejas por celos, riñas callejeras por una simple mirada. En Colombia hay mucho potencial y hay que explotarlo para demostrar que acá hay corazones grandes, no como el de Uribe, sino como el de aquellos 39 deportistas Paralímpicos y como el de nosotros, la mayoría de  colombianos, que mañana queremos decirle al mundo que vivimos en paz y que lo logramos con esfuerzo y perseverancia.

@PaoMejiaRivera

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO