Intro

12 de junio del 2011

Querido lector o lectora… o lo que sea, ¡bienvenido!

Aquí, en este nido de ternura acuñado en los cerros, en este terruño de neblinas y abrigos o chaquetas, pasa algo. En Bogotá pasa algo. Usted y nosotros sabemos que esta ciudad no se vive como uno quisiera. Van pasando los días y uno como que se va preguntando por qué diablos la cosa funciona así (eso como para no ser ordinario y decir que uno se va ‘mamando’). Sin embargo, preguntarse por Bogotá no es un rollo fácil, y uno termina más bien siendo devorado por tanta complejidad. Con una masa de siete millones y medio, sin contar con los otros dos millones del total de la zona metropolitana, esparcidos por una superficie de casi 1800 km2, haciendo todo tipo de cositas, Bogotá se convierte en un elemento de estudio más que complicadito.

Pero es justamente eso lo que queremos ponernos a hacer en este espacio que nos aporta Kien y Ke: tomar a la ciudad de Bogotá como un objeto de estudio. Ahora bien, no pretendemos refundar la patria en tono académico desde aquí. Sólo buscamos informar, opinar o aportar ideas que le amplíen, a usted y a nosotros, la perspectiva sobre lo que ocurre en esta-ya-no-tan Atenas suramericana. Los temas irán desde la cultura y el arte en Bogotá hasta algunos problemas del desarrollo urbano y las políticas públicas. No podría faltar la opinión política.

Nuestra intención, sin duda, tiene algo de político, lo cual no significa que vayamos a ocuparnos de alianzas, partidos y comisiones o trasteos de votos en Magdalena. Usted, querido lector, será el encargado de juzgar en qué afiliación política nos identifica. Nosotros haremos todo lo posible para confundirlo.

Finalmente, se preguntará por qué le hablamos en primera persona del plural. Pues bien, este es un esfuerzo conjunto de cinco personas: Marcela Fernanda Pardo, Cristian Calderón, Juan Camilo Roa, Ángel Rivera y Oswaldo Correa. Esperamos que sea de su agrado este blog.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO