¡Ira Rabiosa!

¡Ira Rabiosa!

10 de enero del 2019

La gran frustración, la ira rabiosa que enajena y sobreexcita el ánimo, turba la razón, el libre disenso y el sano juicio, que nos hace inmunes y desafiantes; es la que sienten el señor Gustavo Petro, sus hordas de fanáticos y en general la izquierda vocinglera de este país, porque no hallaron  un presidente pendenciero y  revanchista, que enfrentara y polarizara más las fuerzas políticas en pugna, pues es bien sabido, ellos, son capitalizadores de la anarquía y el caos según sus idearios, manuales y protocolos de lucha, ¡El fin justifica los medios! (“La toma del poder a como dé lugar, desde el coctel Molotov,  o la papa incendiaria, hasta los ardides del zorro”).

Duque,  hábilmente,  los ha dejado sin armas; se sumó y pasó a liderar la propuesta anticorrupción, para desconcierto de la oposición, se mostró flexible con los cambios a la reforma tributaria, conciliador con los estudiantes y rectores de Universidades públicas, demostrando criterio propio, no solo esos actos; sino su desempeño sereno y desapasionado, que lo alejan de las presiones políticas, y caracterizan como independiente en la toma de decisiones, nos hace sentir más tranquilos y confiados, en que el enorme galeón Patrio, así pase por aguas sigilosas y turbulentas, al filo de contrarios vientos y entre ocultas sirtes, tiene un timonel sereno en su dura travesía por  la reconstrucción Nacional.

Una vez pasadas las elecciones; sus enemigos, se frotaban las manos gozosos y perversos; se les hacía agua la boca, esperando un desliz o un error del presidente, para  exacerbar las turbas de fanáticos y  alienados, lanzándolos a la misión desestabilizadora del orden, era la consigna;  de hecho lo hicieron, hubo conatos, pero el espíritu apacible, conciliador y demócrata del primer mandatario, no respondió a la tan anhelada querencia y soterrado deseo. Por el contrario,  como consecuencia del manejo controlado  de sus emociones, y pensando en el bienestar de todos los Colombianos, se ha comportado admirablemente, no ha destruido la maltrecha paz o remedo de la misma, los maliciosos y defectuosos acuerdos; ha respetado la oposición, los derechos fundamentales y las garantías y derechos civiles, siempre pensando en el interés Nacional, en una concepción idílica y altruista de Meta-Estado.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.