La doble moral de Petro

25 de febrero del 2015

Por esto días los bogotanos ven sorprendidos la cínica actitud asumida por el alcalde  Gustavo Petro frente a dos proyectos urbanístico, que generan impacto ambiental en los predios donde se están adelantando. Un escándalo mediático puso en evidencia que en el proyecto Fontanar del Rio en las inmediaciones del humedal La Conejera, están involucrados familiares […]

Por esto días los bogotanos ven sorprendidos la cínica actitud asumida por el alcalde  Gustavo Petro frente a dos proyectos urbanístico, que generan impacto ambiental en los predios donde se están adelantando. Un escándalo mediático puso en evidencia que en el proyecto Fontanar del Rio en las inmediaciones del humedal La Conejera, están involucrados familiares políticos del alcalde mayor de Bogotá.

Fiel a su estilo, el alcalde salió no a reconocer que de antemano conocía ese vínculo a todas luces impresentable  sino a atacar a los periodistas que lo cuestionaron,  llegando al extremo de poner en entredicho la salud mental de un comunicador porque le preguntó sobre el multimillonario negocio de sus concuñados. Ver:  https://www.youtube.com/watch?v=YWyn8E2fHlE incluso el jefe de prensa del alcalde, que mas parece un incitador tipo Nicolás Maduro, lo acusó de andar pidiendo contratos en la alcaldía.

Cada vez que alguien con pruebas, pone en entredicho las actuaciones de Gustavo Petro y su gabinete, la descarga de insultos y agravios por redes sociales no se hace esperar, máxime cuando hay toda una artillería montada con contratistas pagados por el distrito para que ataquen, insulten y hasta amenacen a quienes le destapen los guardados a esta “pulcra” administración.

Pero mientras en Fontanar del Rio la omisión brilla y hacerse el de la vista gorda es la constante, en el proyecto urbanístico Cerro Verde, la actitud es totalmente contraria. Aquí si, el distrito en pleno busca cerrar el proyecto a toda costa.

Quiero detenerme para hacer una precisión, no estoy defendiendo Cerro Verde, no soy quien para determinar si se debe o no hacer este proyecto, pero si me parece importante que la ciudadanía analice la sospechosa actuación del distrito en Fontanar del Rio, mientras en Cerro verde todas las entidades están utilizando una verdadera artillería jurídica para atacarlo e incluso quieren pasar hasta por encima de los pronunciamientos del Consejo de Estado, que aseguró que el proyecto no está en la zona de reserva sino en la zona de adecuación.

No queremos una administración diligente para unas cosas y paquidérmica para otras, el discurso ambientalista con el que se quiere atacar a Cerro Verde debe ser el mismo para Fontanar del Rio o es que acaso somos ambientalistas en los cerros y urbanistas en los humedales en extinción de la Sabana de Bogotá.

A lo largo de su administración, Petro ha dejado claro que lo que tanto atacó como congresista, hoy él mismo lo hace y hasta en mayor grado. La contratación a dedo sin licitaciones y con fundaciones para burlar la ley 80 son la nota predominante de esta administración. Pero también se contrata personal que no reúne los requisitos para el cargo, se adicionan multimillonarios contratos bajo cuerda y hasta se contrata expertos en reforestación para que se encarguen de brindar alimentación a la población infantil de sectores vulnerables.

El doble discurso de Petro es evidente y su transparencia cada vez más en entredicho, abre la puerta a un nuevo carrusel de la contratación.

@javiermpalacio

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO