La justicia sin chancleta no funciona

12 de julio del 2012

Siempre he estado en contra de corregir a un niño con golpes aunque una buena palmada en la cola formó a más de uno que conozco. Una acertada educación en la mesa, unos adecuados modales para cada ocasión, un buen ejemplo,un ángel de la guarda antes de dormir, un muy buenos días y unas buenas […]

Siempre he estado en contra de corregir a un niño con golpes aunque una buena palmada en la cola formó a más de uno que conozco.

Una acertada educación en la mesa, unos adecuados modales para cada ocasión, un buen ejemplo,un ángel de la guarda antes de dormir, un muy buenos días y unas buenas noches y de vez en cuando una chancleta, era lo mínimo que lograba una buena formación en nosotros por parte de nuestros Padres.

No me desgastaré nombrando los pesares de Colombia, eso ya nos lo sabemos de memoria y nuestro adorado televisor se encarga de recordarle a cada hogar esos sucesos. Para completar, al siguiente día esos pesares e injusticias son motivo de conversación y sale ese Tío barrigón a arreglar el País a la hora del almuerzo reiterando una vez más  su frustración política y comienza una cátedra sin fin que finaliza con una servilleta en el bigote, un “muchas gracias” y se levanta satisfecho de su curul.

Hablemos de nuestra justicia y aprovecho para preguntar: ¿Qué podemos aportarle a la justicia para fortalecerla?

Contemplar: Cárcel por 3 meses a quienes manejen borrachos o con tan solo 1 cerveza y se quedó sin licencia de conducir por 1 año y además una multa de 2 salarios mínimos, inmovilización del vehículo y un ¡chancletazo por irresponsable!

¿Quién va a ser el tibio mental que se le ocurrirá salir a tomarse unos drinks conduciendo cuando hoy tenemos conductores elegidos y mil formas más de evitarlo?

Busquemos soluciones a una justicia blanda y permisiva, busquemos penas que hagan pensar más de una vez a un conductor antes de que cometa un asesinato por imprudencia e irresponsabilidad. El ejemplo lo podemos dar pero “LA JUSTICIA SIN CHANCLETA NO FUNCIONA.

Así como ese ejemplo hay muchos más que debemos apoyar o aportar a nuestra justicia. Violadores, asesinos, atracadores y muchos otros delincuentes están allá afuera sin temor alguno por la justicia que los juzga y castiga. Respetando sus derechos pero con mano dura comenzamos con un cambio que debe partir de cada uno de nosotros.

Sotero.  @tatootero79

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO