La mejor serie corta

22 de junio del 2018

Netflix tiene la capacidad de entretenernos por horas, sin pausas ni comerciales. Es como una biblioteca donde las series son como los libros gordos, donde cuentan con varios tomos, ediciones y personajes. Las películas junto a las presentaciones de stand up comedy y los documentales son como libros delgados, de un solo tomo. Hay series […]

La mejor serie corta

Foto: Wikipedia

Netflix tiene la capacidad de entretenernos por horas, sin pausas ni comerciales. Es como una biblioteca donde las series son como los libros gordos, donde cuentan con varios tomos, ediciones y personajes. Las películas junto a las presentaciones de stand up comedy y los documentales son como libros delgados, de un solo tomo.

Hay series que se vuelven tan atractivas que la gente está pendiente de la siguiente temporada como si fuera una final del mundial de futbol. House of Cards, Stranger Things o La Casa de Papel cuentan con esos elementos de éxito, pero hay una serie de este proveedor de servicios mediáticos que su duración es corta, no necesitó extenderse como las demás.

The End of The Fxxxing World o El fin del Pxxxto Mundo, es un drama de 8 capítulos que no dura más de media hora cada uno. James y Alyssa son los jóvenes protagonistas de la serie. Él vive con el trauma del suicidio de su madre y ella es una niña que decide escaparse de su casa, antes de seguir viviendo con el desprecio de su padrastro.

Los crimines los cometen juntos al estilo Bonnie y Clyde, pero con acento británico. El humor está marcado por su ingenuidad. La escena del asesinato fue sublime o como diría Fajardo: valiente, cobarde y chistosa. Hay una toma donde se puede ver la sangre haciendo la forma de un corazón acompañada de la consternación de los protagonistas. Es una seria que desacomoda al espectador por la incertidumbre que genera, nada es predecible en esta serie.

El ambiente general de esta historia es frío y directo. Maneja diálogos inteligentes en medio de circunstancias inesperadas. Quizás es fácil diferenciar al torpe del virtuoso. Pero al final todo da un giro. El ideal de familia se rompe, el de justicia crea un gran dilema, pero el del amor es el más claro que se puede encontrar. Algo de Sherlock Holmes tiene James en la historia porque entiende lo que va a pasar y Alyssa lo complementa como si fuera su fiel amigo Watson. El final es un disparo que no se ve, pero se oye y da paso a los créditos.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO