La rumba del tenis en Miami

3 de abril del 2018

El Miami Open

La rumba del tenis en Miami

Foto: María Neira / Kienyke.com

Si sus amigos tenistas le dicen que estuvieron en el Miami Open y usted los mira con ojos de respeto porque ¡Qué grandes aficionados al tenis, ¡Qué dedicados al deporte!, ¡Qué admirable pasar tardes enteras concentrados en el juego, en silencio absoluto y bajo un sol abrazador!, pues le cuento que usted y yo podemos estar bastante equivocados.

Resulta que el Miami Open sí es un gran escenario del tenis mundial donde compiten los mejores tenistas profesionales, pero también es uno de los eventos más rumberos y divertidos de Miami, donde podríamos decir que existe uno de los bares más grandes de este lado del mundo.

Los miles de aficionados que llegan a Crandon Park en Key Biscayne tienen disponibles desde las 11 de la mañana trago para todos los gustos. Si quiere cerveza, ron, vodka, ginebra, whisky, champaña Moet et Chandon, ahí lo encuentra.

En todas las zonas de comidas, en los senderos de entrada, en el estadio, en fin, en donde quiera consigue la bebida que prefiera. Y hay para todos los gustos: desde champaña francesa acompañada con Sushi -en un stand con un dj que pone lo último de pop y de la música electrónica- hasta limonada con vodka para combinar con arepa de chocolo y queso, que se consigue justo en un carrito vecino al que vende cocteles de ron Bacardí con son cubano de fondo musical.

El coctel preferido por los aficionados al tenis es el “Bacardí Cuatro Smash” que tiene: Bacardí Añejo, Licor Saint Germain, jugo de toronja, agua tónica y hojas de menta. Todo con mucho hielo en una vaso de plástico. ¡Salud!

Si usted prefiere concentrarse en el partido, no tiene que abandonar su trago. Puede tomárselo en las graderías del estadio. A donde mire encuentra espectadores muy civilizados con sus copas en la mano, en silencio, aplaudiendo cuando toca, y pasándola bien.

Desde las 11 a.m. y por seis horas, disfrutamos de la final de mujeres y la final de dobles masculinos. Cada partido duró cerca de dos horas y nosotros los espectadores, al rayo de sol y con una sensación térmica de más de 30 grados.

Nuestros desconocidos vecinos de lado y lado estaban felices tomando champaña y mojitos, y como yo estaba en promesa de cuaresma de no consumir alcohol hasta el domingo de Pascua, no pude disfrutar de la oferta etílica.

Entonces me dediqué a tomar agua, gaseosa y más agua. Claro que en la final de mujeres se oía de vez en cuando, y siempre en cuando se podía sin interrumpir el juego, a uno que otro señor latino con copa en mano gritando “¡Vaaaaamos Yelenaaaa!” haciéndole barra a la rubia jugadora rusa Jelena Ostapenko, quien finalmente fue derrotada por la estadounidense Sloane Stephens.

Luego de casi cuatro horas de partidos y bastante deshidratada con el calor y el sol, salí del estadio y en el paseo de las comidas encontré un stand gigante de Juan Valdés. Casi me arrodillo y beso el tapete como el Papa. Allí me tomé la bebida más refrescante del mundo: un increíble tinto lleno de hielo que me salvó de la deshidratación.

Luego me pasé a un té verde también lleno de hielo que permitió que aguantar uno de los partidos de tenis más emocionantes que he visto en mi vida: la final de dobles masculinos entre los hermanos americanos Bob y Mike Bryan, contra los rusos Karen Khachanov y Andrey Rublev.

Finalmente ganaron los hermanos Bryan su quinto Miami Open ¡Gracias Juan Valdés por existir y por ayudarme a gozar de la rumba del tenis en Miami!

Foto: Miamiopen.com /photo-gallery-mens-double

P.D: durante todo tiempo que estuve en el Miami Open no encontré ningún borracho visible, ninguna pelea, ningún mal rato por cuenta del consumo de licor. ¿Por qué acá se puede y en Colombia no?

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO