La soledad del presidente

20 de noviembre del 2018

Por Roberto Reyes.

La soledad del presidente

No han sido semanas fáciles para el presidente Iván Duque, después de un arranque tímido, pero sin mayores golpes, la llegada a los 100 días de gobierno se convirtió en un verdadero huracán.

Si bien es cierto, es válido el descontento nacional por la ley de financiamiento y el incumplimiento de una de las promesas de campaña, pero también hay que decir que la crisis en la educación es una herencia que refleja la falta de decisión de los gobiernos por fortalecer uno de los pilares de la sociedad.

Presidente tras presidente, todos se han visto enfrentados a los estudiantes porque cada vez estamos más cerca de perder la educación superior pública. Esa es una reforma que está en mora de hacerse y que requiere una intervención profunda, para no estar año tras año poniendo pañitos de agua tibia en un tema vital para el país.

Pero la mala decisión de la ley de financiamiento y la crisis en la educación que hoy tiene al presidente sometido a la crítica constante, hay que sumarle que su equipo aún no reacciona. Los ministros están dejando solo a Duque en esta batalla, no dan la cara y no se arriesgan a explicarle a la opinión pública que están haciendo y por qué.

Otros que abandonaron a Duque son los congresistas, evidentemente el año electoral es prioridad y nadie quiere salir a defender la reforma que afecta directamente la decisión de los votantes, menos a un presidente que cae en su imagen favorable.

Duque que había logrado capitalizar el discurso de la Economía Naranja, para darse una imagen joven y de avanzada, perdió credibilidad cuando en su momento no contemplo que con las medidas propuestas afectaría las industrias culturales y lo único que logró es que en ese frente los artistas lo aturdieran y perdiera el campo ganado, faltó estrategia.

¿Qué le falta a Duque? Puede ser que el cargo le esté cobrando falta de experiencia y estrategia al Presidente, pero también siento que el ritmo del país y necesidad de resolver grandes problemas como la falta de recursos lo tienen contra la pared. Presidente AMARRESE los pantalones mande a sus ministros a responder y dar la cara, pídales a las bancadas apoyo, muéstrese como líder de un equipo que está trabajando, haga un corte de cuentas explicando por qué estamos donde estamos y aplique, lo que en mi concepto fue un éxito en su campaña, ser un hombre conciliador que escucha a los otros en su diferencia.

Hasta ahora vamos en 100 días y todo puede mejorar.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO