¿Cali pachanguero? más bien Cali alternativo (Los 90´s)

Foto: Pixabay

¿Cali pachanguero? más bien Cali alternativo (Los 90´s)

3 de mayo del 2017

A partir de hoy, dedicaré una serie de entregas a contar desde mi visión, cómo se desarrollo la escena punk, hardcore y alternativa de mi natal Cali entre mediados de los 90 y la primera década del 2000.

Desde los 15 años he vivido en Cali. A pesar de ser caleño de nacimiento, mi infancia no transcurrió en la sultana del Valle sino en distintas partes del país, por eso tuve la oportunidad de conocer muchas personas y sobre todo mucha música.

Durante mi niñez, nunca me llamaron la atención los géneros tropicales, mi refugio era Testament, La Pestilencia y un cassette original del Kil Em All de Metallica que literalmente se destruyó de tanto escucharlo.

Todo cambió cuando conocí el punk rock. Gracias a la vida me tocó vivir la explosión del punk a mediados de los 90’s y con base en bandas como Green Day y Offspring me dediqué a investigar más acerca de ese genero que se hacia accesible y sobre todo entretenido en mis épocas de rebeldía juvenil.

Fue precisamente, en esa época que llegué a Cali, una ciudad con fama mundial de salsera y rumbera en donde el rock tenía una representación limitada pero peleaba por abrirse espacios en un público que ansiosamente buscaba escenarios para expresarse.

En los noventa en Cali, las bandas eran pocas, los escenarios, eran menos que las bandas y el público buscaba alternativas de propuestas musicales locales. Sin embargo, así y todo de esa época recuerdo bandas como Los Leptones, Las Botas Skarlatas, Los LMP, Quekabra, La Granja, entre otros que buscaban abrirse camino en una ciudad salsera y resagada para el rock.

Para el año 95 formé mi primer grupo de punk, se llamaba VIH y tocábamos cover de Ramones, Nofx, nirvana y algunos temas propios. Con VIH logramos tocar en el colegio de Comfandi del Prado ante unos muchachos que poguearon como si el mundo se fuera a acabar.

Ese día, para mi, Cali adquirió otro significado, ya no era solo salsa y rumba, también existían “alternativas” para los que no encajábamos en el ambiente tropical…

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.