Los nuevos tiempos de la política colombiana

26 de julio del 2018

Por Roberto Reyes.

Los nuevos tiempos de la política colombiana

Sin lugar a dudas el momento político en Colombia está pasando por un periodo inédito, nunca antes visto, hay que reconocer que el parlamento recientemente posesionado es un congreso Sui Generis y claramente sus integrantes, a menos de un mes de ejercicio parlamentario ya han dado mucho de qué hablar.

Tenemos un sinnúmero de hechos que ya han hecho historia por ser la primera vez que ocurren en nuestro capitolio nacional, en nuestra historia y tal vez, en la historia mundial.

Por primera vez, un grupo de exguerrilleros, recientemente desmovilizados y aún en proceso de reintegración, quienes no han sido juzgados por la Jurisdicción Especial de Paz, creada para este fin, han tomado posesión de su cargo como congresistas, cinco en la Cámara de representantes y Cinco en el Senado de la República, este es un hecho inusual que se da en un país en el que el conflicto armado ha hecho parte de nuestras discusiones y que, ha sido objeto de legislación, pero esta vez, son ellos quienes hacen parte de este congreso renovado, que se forja producto de los acuerdos de paz, que quiérase o no, han servido para fortalecer la democracia, ahora bien, seguramente, muchas personas enardecidas por ver a excombatientes del conflicto pisando el recinto de la democracia, reclamaran y exigirán su salida, pero este es el precio de la democracia y de la paz, no se puede acabar una guerra de más de sesenta años, simplemente con el elemento punitivo, sino con la democracia en ejercicio, por supuesto, esto no los eximirá de participar y rendir cuentas ante la justicia, pero principalmente, esto no los exonerará de contar su verdad de los hechos ocurridos con ocasión del conflicto armado en Colombia.

Otro de los hechos que llamó poderosamente la atención, fue la pedagogía utilizada, como es su costumbre, por el ahora senador Antanas Mockus, quien en un acto de reproche por la actitud de sus ahora colegas de recinto, quienes no dejaban que el presidente del congreso en ejercicio, el Senador Efraín Cepeda terminara su discurso de despedida, se bajó los pantalones, como aquel recordado acto en la Universidad Nacional, “Cuando la gente no se escucha, eso se vuelve una costumbre. Es importante que cuando la gente hable, la escuchen”, afirmó el profe luego de su pedagógico acto.

Por otra parte, observamos cómo, en un evento casi predecible, el Centro Democrático, partido del Ex presidente Álvaro Uribe y fuerza mayoritaria en el congreso, se hicieron a la presidencia del Senado, eligiendo al Senador Ernesto Macias, famoso por habérsele descubierto que había falsificado sus títulos de bachiller para ingresar a la universidad, sin embargo, este hecho terminó por quedar en el olvido, sin repercusión alguna y solo mencionado por detractores del partido poseedor hoy, no solo de la Presidencia de la República, sino que ahora de la Presidencia del Senado, lo cual por supuesto, no deja de crear la suspicacia de observar que dicho partido se hizo a dos de los tres poderes y que en su primer acto público, inicia haciendo mención a la posibilidad de modificar las cortes y hacerse entonces, al tercer poder, nada más cerca de una dictadura.

Otro de los eventos novedosos de este nuevo congreso, ha sido el nombramiento como congresistas por primera vez en la historia, de los perdedores de una contienda electoral por la presidencia, esto se logró gracias a los esfuerzos del presidente saliente por la aprobación del estatuto de la oposición, iniciativa que estaba pendiente desde la constitución del 91.

Pero definitivamente, el evento que terminó por completar este inédito panorama político, en menos de un mes, ha sido el llamamiento a indagatoria, aún sin fecha confirmada, del ex presidente y senador en ejercicio Álvaro Uribe Vélez, este es un hecho singular ya que a la fecha no ha ocurrido que un ex presidente haya sido llamado a indagatoria por la Corte Suprema de Justicia, producto de ese llamamiento, el ahora senador, manifestó su renuncia al congreso para dedicarse a enfrentar su proceso legal. Esperemos que se den todas las garantías procesales para que el ex presidente afronte su juicio en legalidad, pero que también, las instituciones muestren su imparcialidad y objetividad en este caso tan mediático.

Esperemos que estos remesones políticos nos lleven a buen puerto y que el actual congreso y el recientemente elegido presidente de la República, tenga la entereza de convertir estas situaciones en positivas para el bien colectivo, que saquemos de esto lo mejor para todos y todas y nuestro futuro sea muchos más promisorio tanto para los partidos ganadores como para aquellos declarados en oposición.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO