Los otros Belén de Bajirá de los que Colombia poco habla

15 de junio del 2017

Es indispensable que todos los habitantes de estas regiones olvidadas o no, se nos vuelva una exigencia social y política al Estado

Los otros Belén de Bajirá de los que Colombia poco habla

Recientemente se ha levantado una fuerte polémica por la ubicación política y geográfica del corregimiento Belén de Bajirá, corregimiento del municipio Chocoano de Riosucio, al sur del Urabá.

Corregimiento olvidado al igual que muchos de los mas de cinco mil que tiene el territorio nacional, pertenecientes orgánica y políticamente a los 1.122 municipios de Colombia, según el censo DANE.

Sin embargo, el corregimiento de Belén de Bajirá se ha vuelto el símbolo del fenómeno de olvido estatal que por años ha invadido nuestro país. Para nadie es un secreto que estas tierras de nadie, solo suenan y son visitadas cuando llegan las elecciones, pero que el resto del tiempo, solo son visitados por grupos armados y narcotraficantes que pretenden pasar desapercibidos en estas tierras olvidadas.

Es por eso que estos sitios son los preferidos por los delincuentes y como en el viejo oeste, son tierras del primero que llegue y colonice y les serán propias hasta que otro con mas poder conquiste, incluso a sangre y fuego, de los cuales son testigos los millones de desplazados en Colombia.

Sin embargo el caso de este corregimiento es bien particular, toda vez que la disputa por su suelo no es reciente, ya en ocasiones anteriores, el IGAC ha tenido que dirimir las discusiones en torno a su ubicación no solo geográfica, la cual ya había sido resuelta en un principio por la ley 13 de 1947, la misma que había dado origen al departamento del Chocó y luego reafirmada por la ordenanza 011 de la Asamblea Departamental, sino también política y social y aunque sigue recibiendo algunos beneficios por parte del Departamento de Antioquia, sigue haciendo parte de los mapas del Chocó por Ley.

Sin embargo, una cosa es lo que la ley dice y otra lo que la realidad muestra, ya que la lucha por la región de Bajirá por parte del Departamento del Chocó es la misma que el Estado y  la clase política colombiano han venido haciendo históricamente con estas regiones, una lucha puramente política, representada en votos pero no devuelta en derechos y beneficios para los mismos habitantes.

No se ha visto ninguna región en Colombia que haya sido reclamada por un sector político que haya mejorado sus condiciones de vida como resultado de ese reclamo, más si, se ha visto el uso de estas regiones como fortines políticos para mostrar lo que otros no han hecho y que “ellos” prometen hacer pero que finalmente tampoco hacen.

Pero el caso de Belén de Bajirá no es el único, encontramos distintos municipios sumidos en la pobreza y el abandono y convirtiéndose en lugares apetecidos por grupos armados en general, ejemplo de eso, son los corregimientos de La Gabarra en Norte de Santander, las regiones de Putumayo, Vaupes, Vichada o los municipios de La Guajira, que son también ejemplo de pobreza en medio de la riqueza.

Uno de los retos que debería estar en el panorama político en los próximos años, es el consolidar las promesas surgidas en el acuerdo de paz con las FARC, tendientes a mejorar las condiciones de vida de todas estas personas que habitan lugares apartados de las ciudades principales, pero tan colombianos como los habitantes de Bogotá, Medellín o Cali.

Por otra parte, es indispensable que todos y todas, habitantes de estas regiones olvidadas o no,  se nos vuelva una exigencia social y política al Estado y a los políticos que les visitan en busca de votos, el mejoramiento de sus condiciones de vida en igualdad de condiciones.

Es necesario cerrar la brecha de derechos, es necesario igualar las condiciones de vida, que no hayan mas Belén de Bajirá en el olvido mientras sus riquezas se las llevan otros y que la pelea no sea por, a quien pertenece, sino por cual región ayuda a la otra a superar la pobreza, la exclusión, el abandono y todos los males propios de estas regiones.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO