Caso Colmenares y el discurso de los medios (III parte)

12 de junio del 2012

Continuación de la segunda parte En este punto me apoyo en el concepto de Dorine Bregman, quien en su texto “La función de la agenda: una problemática en tranforaciòn¨, dice que es la agenda de la opinión pública la que constituye el centro de la funciòn de la agenda y “conforme con esta etiqueta se […]

Continuación de la segunda parte

En este punto me apoyo en el concepto de Dorine Bregman, quien en su texto “La función de la agenda: una problemática en tranforaciòn¨, dice que es la agenda de la opinión pública la que constituye el centro de la funciòn de la agenda y “conforme con esta etiqueta se sitúan las posiciones, las conductas y las acciones políticas de los ciudadanos de las cuales se presupone que son estructuradas por los medios”. [1] Este concepto se refleja en la temática de las noticias en el desarrollo de este proceso no solo de El Espectador sino de los otros dos medios.

Por su parte, Caracol Noticias Televisión mostró desde la primera publicación de la noticia el 7 de octubre del 2012, una postura clara acerca de este suceso “Capturaradas universitarias delos Andes que habrían matado a un compañero(Ver noticia). Como lo dije anteriormente, el solo hecho de apoyarse en ayudas periodísticas audiovisuales convierte a su discurso periodístico en algo menos elaborado que el de prensa.

Cabe destacar que el discurso que se utiliza en prensa es muy diferente al de televisión, y para informar tiene que apelar a otras estrategias de comunicación que hagan más visible la noticia y el lead de esta. La televisión es un espectáculo. Una de esas estrategias, por ejemplo, es la que utiliza Noticias Uno cuando comienza cada emisión con la imagen del día. Esa historia expuesta por medio de este lenguaje tiene como misión capturar al televidente.

Van Dijk lo dice de la siguiente manera: “Puede suponerse (aunque no existen pruebas) que los televidentes tienden a coincidir más con las opiniones políticas sobre los acontecimientos periodísticos de lo que lo hacen los oyentes (…)[3] y “(…) por lo general, las personas recuerdan mejor el tipo de relatos negativos o espectaculares, característicos también de los relatos cotidianos y de ficción, y/o los que tienen mayor atracción emocional o relevancia cotidiana: la delincuencia callejera, los accidentes, los desastres, etc”.[4]

En el caso de Laura Moreno y Jessy Quintero fueron nuevamente centro de los titulares en febrero, cuando un falló las obligo a comparecer ante la justicia. Este medio tituló así: “Laura Moreno vuelve a comparecer ante la justicia(Ver noticia). Si bien Caracol Noticias Televisión presentó una postura crítica el 7 de octubre, disminuyó en el transcurso de los meses, pues en octubre se centró en la labor del primer fiscal de este caso que estaba siendo investigado (Ver noticia) y en diciembre en que los informes forenses que se contradicen. (Ver noticia).

A partir de enero apareció Laura Moreno y Jessy Quintero en los titulares de Caracol: “Habría pacto de silencio y manipulación de testimonios en caso Luis Colmenares – Un testigo clave asegura que Laura Moreno, la exnovia de la víctima, no está diciendo la verdad sobre las reales causas de la muerte del estudiante”. (Ver noticia). Desde este titular empezaron la postura crítica que habían abandonado desde octubre.

McCombs y Shaw afirmaron que “los medios de comunicación tienen mucha influencia en decirnos en qué pensar, pero poca en decirnos qué pensar”. (McCombs y Shaw, 1986, p,p 81).   Es ahí cuando una intención de parte del medio sale a flote pretendiendo “informar y mantener enterado” al público de lo que pasa pero que con la utilización de verbos y oraciones tan estrictas –asesinato, homicidio, culpabilidad- guían al colectivo a construir una postura generalizada. Esto basado en los comentarios recopilados que fueron publicados por los usuarios en las noticias no solo de El Espectador, sino de los otros dos medios analizados.

Twitter: @sebastiandiazlo

Clic aquí para ir a la cuarta y última parte

[1] Bregman, Dorine: ¨La función de agenda: una problemática en transformación (1992)

[3] (Van Dijk, Teun, La noticia como discurso, 1990 Pag. 221)

[4] (Van Dijk, Teun, La noticia como discurso, 1990 Pag. 227)

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO