María

16 de abril del 2011

La elegida de Dios, la virgen, la apóstol de los apóstoles, el nombre que más veces esta registrado en Colombia entre hombres y mujeres (2´611.793, según el Archivo Nacional de Identificación.) Sí, es ella, la mismísima e inmaculada, María.

Antes de trazar otros motivos de este artículo, señalo el hecho que caracterizo su vida: previamente del casamiento con José, ella, quedo encinta del Espíritu Santo para dar vida a Jesús de Nazaret, el mesías que vino a la tierra a salvar y perdonar todos los pecados cometidos por los hombres, según la fe de la religión monoteísta con más adeptos en el mundo, el cristianismo.

Como se ve, entrando a esta semana de reflexión, quiero realizar un homenaje a María, pero no a esa santa palomilla que vemos estampada en suvenires o en algunas obras de arte, sino a ese nombre, el nombre y lo que significa María. Sí, esa mujer de carne y huesos, que encontró abierto el santo sepulcro el primer día de la semana, después de la muerte del nazareno, su hijo, el cual la espero a la salida de su sepulcro para decirle antes de partir al lado de su padre, que fuera en busca de sus discípulos y les contara que en Galilea, les hablaría para dejarles una última enseñanza, cómo actuar ante los hombres.

Sí, María fue corriendo y dio aviso del mensaje de su hijo y posteriormente se realizo el encuentro entre los discípulos, Jesucristo y ella. Sí, después de eso, se convirtió en un apóstol y esa pasión con la que condujo y trasmitió la palabra que profesó su hijo, produjo que varios siglos después de su muerte, fuera reconocida como apóstol de los apóstoles.

Dejando de un lado la historia, ¿en qué consiste el homenaje? María, después de su periplo como madre de Jesucristo, ha tenido junto a él, un gran reconocimiento desde hace más o menos 2000 años, llevando a que su nombre sea designado por muchos padres a sus hijas, en el mundo entero.

De esta suerte es como en mi cuarto de siglo de vida, he conocido distintas mujeres que llevan el tierno y espiritual nombre de María (tías, familiares, amigas del alma, novias, amantes, amores reales e inalcanzables, desamores), además la Virgen María, logró ser el símbolo propicio que estableció un día de gratitud y reconocimiento a las madres (en Colombia y otros países se celebra el segundo domingo de mayo y en muchos países del mundo se celebra en otras fechas.)

De aquí que: como todas las Marías que he conocido, están vivas; cuento con la presencia de mi madre, que aunque su nombre no es María, su vocación de madre la hace ver como una santa, porque realiza su mayor esfuerzo por el amor a sus hijos; y todas las mujeres, que aunque no se llamen María, en general admiro y para mí son el mejor regalo de Dios, aprovecho para dedicarles las siguientes palabras o versos, que escribí sin ser poeta (con ritmo o sin ritmo, con rima o sin rima y/o con métrica o sin métrica), pero inspirado y con mucho amor, para ustedes, mujeres.

María

Imperceptible forma
Imperceptible llegada
Imperceptible alma
Imperceptible mirada

Imperceptible sensación
Imperceptible cohesión
Imperceptible ensoñación
Imperceptible percepción

Imperceptible luna
Imperceptible escucha
Imperceptible savia
Imperceptible mañana

Imperceptible nirvana
Imperceptible corazonada
Empero, perceptible de sentimientos
Tu pasión inmaculada

Twitter @JaimeBacares

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO