Más que erradicar la desigualdad se debe erradicar la pobreza

2 de julio del 2018

Se debe erradicar la pobreza por encima de erradicar la desigualdad de ingresos. La mayoría de la gente suele creer que igualdad y desarrollo van de la mano y que por lo tanto, no es posible salir de la pobreza si no se disminuye la desigualdad. Esta es una idea muy común que está de […]

pobreza desigualdad

Se debe erradicar la pobreza por encima de erradicar la desigualdad de ingresos. La mayoría de la gente suele creer que igualdad y desarrollo van de la mano y que por lo tanto, no es posible salir de la pobreza si no se disminuye la desigualdad. Esta es una idea muy común que está de moda (gracias a personajes con ideas heterodoxas como Piketty y Gustavo Petro). No es cierto que la desigualdad sea mala. Por ejemplo en Afganistan la desigualdad es menor que en Dinamarca; siguiendo esa idea, podríamos decir que la gente que vive en Afgansitan vive mejor que la de Dinamarca, pero la verdad es que esto no ocurre, es lo contrario.

Desigualdad y desarrollo son conceptos diferentes que pueden ir en sentido contrario. Hay países en los que la desigualdad es pequeña según el coeficiente de Gini, pero la pobreza abunda, como por ejemplo en Etiopia. Entonces no podemos decir que eliminando la desigualdad vamos a erradicar la pobreza, y por el contrario, si buscamos la igualdad material, violando la propiedad privada, las libertades individuales, lo que en últimas se termina haciendo es perjudicar una generación de riqueza.

Los países que han logrado disminuir la pobreza y que aumentan el bienestar de sus individuos son países en los que se respeta la propiedad privada, en los que los individuos pueden luchar por sus metas, por sueños, en los que se les permite trabajar en lo que mejor se desempeñan y así disfrutar lo que han conseguido con su esfuerzo.

Hay gente que busca la igualdad a toda costa, así todos sean pobres, teniendo la idea que todos van a ser más ricos, cuando no lo es. Los pobres de países desarrollados con desigualdades altas (Reino Unido, Estados Unidos) tienen aún un nivel de vida aún más digno que las personas de mejores ingresos en países donde la desigualdad es menor (Venezuela, Cuba, Etiopia..), ya que en estos, al fin de cuentas todas las personas tienen ingresos bajos.

Por lo tanto, el gobierno de Iván Duque deberá despojarse de la idea de que disminuyendo únicamente la desigualdad se mejorará la calidad de vida de las personas con menos recursos. El próximo gobierno tiene que concentrarse en aumentar considerablemente el desarrollo de Colombia en los próximos años. Con un programa de gobierno efectivo y bien estructurado, es posible que muchas personas salgan de la pobreza y aumenten su calidad de vida.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO