Me miraban de arriba a abajo, como si tuviera algo raro, es miércoles de ceniza

Me miraban de arriba a abajo, como si tuviera algo raro, es miércoles de ceniza

10 de febrero del 2016

¿Una de las creencias religiosas populares en los católicos se está acabando?, el miércoles de ceniza es el inicio de la cuaresma, es decir los cuarenta días antes del Domingo de Ramos, que da inició a la Semana Santa. Sin embargo, esta creencia ya no es tan popular como antes, en la época de nuestros padres, los abuelos eran las personas que obligaban a todos a ponerse la cruz en la frente, ahora las nuevas generaciones no les llama la atención el cuento religioso.

Como buena cristiana salí a ponerme la ceniza en una iglesia a pocas cuadras de mi casa, no es obligación, así lo dicen los estamentos católicos, si fuera obligada la verdad no iría, eran las 10:30 de la mañana y solo vi un poco más de quince personas sentadas en las bancas, me imaginé que iba a estar llena la Iglesia, como se ve un día de misa del señor de los milagros (14 de cada mes). A lo mejor la gente es más devota para pedir milagros.

Hice mi oración y al terminar salí del lugar para dirigirme al trabajo, sin embargo, la gente me miraba de arriba a abajo, como si tuviera algo raro en mi cara, me percaté de la ceniza en mi frente, pero igual seguí caminando.

En el transporte público la gente me seguía mirando, e incluso las personas que estaban afuera del bus hacían lo mismo. Me miré en el espejo para saber si la cruz se había esparcido, pero no era así, pienso que la gente del común no está acostumbrada a ver este tipo de creencias, e incluso a lo mejor la gente se extrañaba no solo por curiosidad sino tal vez porque se les había olvidado ir a colocarse la ceniza.

En el trabajo se extrañaron también, pienso que es normal que cada persona tenga su posición frente a esta creencia pero creo que cada quien debe respetar si uno es partidario de colocarse o no la ceniza. Por ejemplo a una amiga le dijeron que era la marca del anticristo o hay otras superficiales que dijeron que era algo antiestético, ¿como si la religión fuera moda?

Lo duro tal vez no es que le impongan a uno la ceniza, lo difícil viene en los 40 días siguientes antes de la llegada de la Semana Santa, es obligatorio el ayuno y la abstinencia, según las normas generales es de suma importancia realizar ayuno haciendo una sola comida fuerte al día. La abstinencia consiste en no comer carne todos los viernes de cuaresma.

No soy nada vegetariana, me considero carnívora, la verdad, así que abstenerme de comer carne un viernes es un dilema, es mi día favorito para comer ese alimento, además de que los tres golpes al día en comida al menos el desayuno y el almuerzo para mí deben ser soportables para mi organismo. Así que lo mejor será sustituirla por los pescados y mariscos aunque en mi familia la comida de mar no es muy apetecida.

Sin embargo, ayuné hace años, ahora no lo hago, espero hacerlo de nuevo, pero por pocas horas.

Si la gente no quiere ponerse la ceniza es más por el qué dirán, somos un país que se ocupa de lo que digan los demás, pendientes en la redes sociales quién mete la pata para caerles como pirañas.

Lo que sí me parece una ridiculez es que existan personas que se colocan la ceniza y antes de llegar a trabajar se la borran, para evitar el llamado “Bullying laboral”.

Aunque no estoy juzgando, existirán otros que el trabajo los ocupó y no alcanzaron, eso es entendible; porque me pasó lo mismo, fue tenaz el año pasado colocármela. Hay otros a quienes se les olvidó por completo el tema, yo les sugiero que se guíen por el carnaval de Barranquilla, el miércoles de ceniza no sé porque pero siempre empieza un día después de despedir a Joselito carnaval.

Si de corazón lo hacen los felicito, pero si no es así entonces no lo haga, no hagan algo obligado, es mejor meter un gol con ganas y sentimiento.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.