¿Valora usted la profesión de los meseros?

Foto: Flickr

¿Valora usted la profesión de los meseros?

20 de abril del 2017

Devuélvase unos 400 años…

Los monasterios y las iglesias, daban posada y alimentos a los viajeros obteniendo en contraprestación por parte de ellos algunas donaciones. Era la forma de retribuir tan amable gesto. Por la misma época, en Egipto, existían las posadas y allí los viajeros se detenían con sus caravanas y se alimentaban para continuar su viaje.  –“Alguien tenía que servir”, -digo yo.  Supongo que no había mayor información de cómo servir pero el sentido común dictaba su lógica para hacerlo.

París (1765), luego Londres (1873), fechas de aperturas de sus primeros restaurantes y  que lástima la poca información que existe respecto a quienes servían a la mesa, sus atuendos, los protocolos y todo aquello que adorna el servicio de aquella época.

En resumen y con amplia lógica, la profesión de mesero data del siglo XVII (opinión mía), algunas fuentes dicen que puede ser de las últimas décadas del siglo XIX pero eso nadie lo documentó entonces avancemos a nuestro actual y bien golpeado 2017.

La profesión o el oficio de ser mesero es hoy en día un “desvare” para muchos y una orgullosa, larga y próspera carrera para otros tantos. Yo comparto lo de la “larga, próspera y orgullosa carrera” y creo que debemos conocerla un poco más para darle un mayor valor y respeto.

Jamás será aceptable maltratar a los meseros en los restaurantes. No importa la circunstancia, para eso están los administradores si se requiere un llamado de atención. Da vergüenza ver refinados atuendos, la jerga de la más alta alcurnia, los modales y ademanes acordes con su decorosa estampa y una miserable forma de tratar a estas personas. Eso debe mejorar.

Para aquellos que ignoran la importante labor de un mesero, sus funciones tienen la aptitud suficiente para incrementar las ventas de un restaurante, asesorando de la forma más sutil a sus comensales. Además, tienen la capacidad de antojarnos describiendo con gustosa amplitud un plato. Un mesero puede llevarlo de la ignorancia a la sabiduría con tan solo sugerir el maridaje perfecto para aquel plato que va degustar.

No se puede pensar en un mesero como un simple personaje que lleva y trae platos (aunque eso tampoco es que sea simple, inténtelo).  Yo le cambiaría el cargo a los meseros por “Asesores de Mesa”, pero entraría en un conflicto con la industria gastronómica y todavía no es el momento para dar esa batalla.

Bueno, siguiendo con el tema, que gusto más grande es ver una mesa bien montada, unos cubiertos bien brillados y unas copas perfectamente alineadas.  Los meseros deben tener una importancia acorde a lo que hoy pueden hacer por usted como comensal. Es importante poner atención y no ignorarlos, es importante reconocer un excelente servicio con una generosa propina, es fundamental oír con amplia atención sus recomendaciones.

Gracias por ese desagradecido e inmenso arte de servir.

Santiago D. Otero

@tatootero79

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.