Millonarios no me hizo el catorce

9 de junio del 2011

Desde que tengo uso de razón, he visto ganar a Millonarios dos estrellas en el FPC (Futbol Profesional Colombiano) por allá a finales de los ochentas, en 1987 y 1988 y a pesar que hoy estábamos a tan solo 90 minutos de llegar a la final, “no se nos dieron las cosas”

Esta historia está siendo escrita aun con los sentimientos encontrados, primero fue la decepción de no haber podido reclamar “la olla de Ricostilla” y ahora perder el paso a la final contra un equipo grande, La Equidad Club Deportivo.

Hay que reconocerlo Millonarios tiene grandes dificultades como equipo y como institución, en cuanto a la defensa no estamos muy bien, en el medio campo, estamos un poco mejor y en la delantera somos rateros (a ratos SI, a ratos NO), tenemos buenos jugadores, pero a veces no se conectan entre sí. Pero yo no estoy aquí para hablar de técnica ni tácticas, ni tampoco para hablar del rendimiento de los jugadores, o incluso a juzgar los cambios del DT Richard Páez. No señores, eso se lo dejo a los expertos al Dr. Peláez, a Iván Mejía, a Toño Casale, al sr de Francisco, a Rafa Cifuentes, al Negro Perea, entre otros (No incluyo al Señor que dirige La Telepolemica). Ellos son los que saben, yo solo voy a exponer mi humilde opinión.

No me las pico de técnico, soy malo jugando futbol y peor jugándolo en Xbox, pero soy realista de la situación que vive el equipo, Millonarios ya no tiene grandes estrellas como en el pasado, el legendario Alfredo Di Stefano, el veloz y potente Arnoldo Iguarán, El mejor de su época Delio “Maravilla” Gamboa, la velocidad y la gambeta de Willington Ortiz, la dupla Vanemerak-Pimentel y el goleador Óscar “El Pájaro” Juárez. No señores esto es otra época. Ahora tenemos otros jugadores, (no de renombre como en el pasado) pero buenos jugadores o mejor dicho, como dice el dicho, “Es lo que hay”.

Después de 22 años de haber conseguido la decimotercera estrella, muchas cosas han pasado, problemas económicos, reestructuración administrativa, crisis financiera, etc. Un equipo lleno de problemas como muchos otros equipos colombianos, falencias, problemas, inconvenientes, dificultades como quieran llamarlo. A pesar de todo esto el Sr Richard Páez hizo soñar a su hinchada azul, nos dio felicidad, identidad y esperanza y puso una sonrisa en cada hincha albiazul, que tal vez como cada campeonato, nos encontrábamos sin ilusión y con pocas expectativas.

Ya en el partido, Millonarios siempre buscó la equidad y aunque casi no pudo pasar la defensa cerrada del equipo dirigido por Alexis García, se la jugó con unos cuantos tiros desviados y un golpe en el palo de Tancredi. Como quiera que sea, el equipo que vimos hoy es un equipo levantado a punta de “guevos” si con “G” de ganas, de garra, de gallardía, de gambeta. Esa misma “G” que hoy no nos permitió Ganar.

Tenemos un poderoso portero, Nelson Ramos, (Recuerdo que en el colegio Champagnat NO jugaba de Arquero, jugaba de delantero) tenemos a Rafa Robayo, que se convirtió titular en una Copa Sudamericana en el 2007, también está el potente y altísimo jugador Alejandro Cichero, está nuestro querido centro delantero Wilson “El Pájaro Carpintero” (no tiene nada que ver con el Pájaro Juárez) igualmente es de resaltar a nuestro eterno 10, Mayer Candelo, si, aquel que tiró al suelo la camiseta embajadora por allá en el 2003 contra Centauros. Y por ultimo y para no alargar más esto, nuestro orgullo Edison Toloza, un delantero ingenioso y goleador.

Observen que estos jugadores no son como los de nuestro pasado glorioso, ni reconocidos mundialmente, pero con ellos y todos los problemas que tiene la institución, se llegó a la semifinal, por eso creo que el equipo Embajador no va “embajada” como dicen unos, creo que vamos subiendo de nivel, y aunque no se dio la final de las gaseosas (Nacional Postobon, Millonarios Pepsi) como diría bajo la tapa “Sigue Intentando” seguiremos ansiando hasta alcanzar la estrella 14 y si bien, la noche no fue azul, mi corazón siempre lo será.

Felicitaciones: Para algunos hinchas del América y Nacional que se alegran con el fracaso del millonarios y celebran más nuestras tristezas, que sus alegrías.

Sígueme en Twitter @yojosealejandro

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO