Minería en Colombia, nadando en aguas tibias…

Minería en Colombia, nadando en aguas tibias…

4 de diciembre del 2017

En Cantón de San Pablo, Chocó, 121 personas dieron positivo a las pruebas de contaminación con Mercurio.

La cifra es de la Contraloría General de la República y hace parte del informe de auditoría a la Corporación Autónoma Regional para el Desarrollo Sostenible del Chocó, Codechocó. En el informe el órgano de control explica que poco o nada están haciendo las autoridades ambientales en ese departamento por acabar la minería ilegal que contamina, deforesta, destruye y para colmo de males envenena a quienes tienen contacto con ella.

Lo que pasa en el Chocó con la extracción de oro es irónico. Una región con tal riqueza en agua, en diversidad de flora y fauna y hasta en minerales, debería ser un hito de desarrollo. En cambio, la historia del Chocó es una historia de pobreza, de atraso económico y social, de violencia y abandono.

Los pueblos cercanos a las minas y zonas de extracción de minerales e hidrocarburos, en general, son pueblos pobres, las regalías no les llegan y los programas de responsabilidad social de las empresas explotadoras son insuficientes.

No en vano las consultas populares desde el 2013, pero muy especialmente durante este 2017, fueron tan radicales. Varios municipios de Cundinamarca, Tolima, Quindío y Meta fueron a las urnas a decir de forma casi unánime “no más minería”. Cumaral fue el que menos se opuso, con 183 votos por el y 7.475 por el no.

Pero, lo más preocupante es la tibia actuación del estado frente a este debate y una aparente complicidad con las empresas, en su mayoría extranjeras, que siguen en el país con patente de corso para acabar páramos, desiertos, ríos, selvas y para enfermar a la gente.

Cabe recordar que desde mayo la Asociación Colombiana de Minería venía presionando al gobierno advirtiendo que el futuro de esta industria se veía amenazado por las consultas y por las decisiones de la Corte Constitucional, así como del Consejo de Estado, relacionadas con tutelas contra las empresas mineras. El presidente Juan Manuel Santos les respondió, en un congreso que hicieron en Cartagena, que la locomotora minera era una de sus principales apuestas.

Y así vamos… El Ministerio de Hacienda dijo en octubre pasado que no hay plata para más elecciones atípicas, revocatorias de mandatarios, ni consultas populares. Curiosamente todas estaban en la misma bolsa y se acabó el dinero.

Volviendo a la auditoría de Codechocó, la Contraloría encontró que en el municipio Río Quito hay aproximadamente 200 entables mineros, pero en la zona sólo se han expedido 4 títulos. Lo mismo ocurre en la Unión Panamericana con 119 entables y 1 sólo título. Hace un año la Corte Constitucional dio 6 meses para recuperar el Río Atrato, y en el sector de Villa Conto, Paimadó sobre el Río Quito, la situación sigue igual…

Mientras tanto, la Plenaria de la Cámara de Representantes todavía está a un debate de ratificar el Convenio de Minamata, contra la utilización del mercurio en la extracción de oro en el mundo. Y eso que el acuerdo fue firmado en 2013… bastante lento el paso.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.