Nada más cierto: la pereza es la reina de todos los males

8 de junio del 2019

Opinión Grupo Valdivieso

Nada más cierto: la pereza es la reina de todos los males

Muchas personas andan por la vida quejándose de por qué no prosperan, de por qué nos les resultan las cosas, de por qué a otros les va mejor. La respuesta es sencilla: les falta esforzarse. Nada en la vida cae del cielo por que sí. Lo que perdura y trasciende requiere de enormes cantidades de esfuerzo y dedicación.

En cualquier aspecto (personal, familiar, laboral o económico), debemos dar el 200%. Qué tristeza pasar la vida raspando, con palancas, copiándose. Quienes se destacan al final del cuento son quienes dieron más, quienes aportaron algo diferente, quienes vieron en todo oportunidades para ser mejores personas.

No se trata de ser el más inteligente o el más virtuoso. En la vida no hay nadie bueno para todo, pero todos somos buenos para algo. Y eso en lo que somos buenos, debemos potenciarlo al máximo, sacarle todo el provecho, fortalecerlo, cuidarlo, disfrutarlo, exprimirlo, AMARLO. Ahí está la clave del verdadero éxito, el éxito que da FELICIDAD.  

Qué bueno poder poner en práctica este decálogo del esfuerzo:

  1. Todo lo que vale, exige esfuerzo, disciplina, dedicación.
  2. La paciencia todo lo alcanza. Sea paciente y perseverante.
  3. Ejercitar la paciencia es una manera de fortalecer la voluntad: paciencia para escuchar a los inoportunos, para controlar los impulsos, para no contestar mal.
  4. Establezca un horario para su vida y ajústese a él. Con flexibilidad, pero con exigencia. No lo cambie por cualquier excusa.
  5. Lo que hay que hacer, se hace: ¡ahora! Sin aplazarlo. Si algo supone esfuerzo, esa es una buena razón para hacerlo. Ahí radica la clave de la superación personal.
  6. Hable claro, aunque pase un mal rato. Pero hágalo como le gustaría que lo hicieran con usted.
  7. ¡Atrévase! Corra riesgos, sin dejar de ser prudente. No se asuste por el miedo a fracasar o por las dificultades que encontrará. Sea audaz.
  8. Ejercite la voluntad cuidando los detalles pequeños: organizar el escritorio, recoger un papel del piso, sonreír a alguien, contestar bien el teléfono, cumplir un plazo, etc.
  9. Otras maneras de fortalecer la voluntad es perseverar en lo que comienza: una dieta, un plan de ejercicios, el aprendizaje de un idioma, la lectura de un libro… Comenzar lo hace cualquiera; sólo los triunfadores van hasta el final.
  10. El autodominio es importante para ser libre, pues de lo contrario se es prisionero de uno mismo. No acepte ser esclavo de sus vicios o de sus sentimientos negativos: sublévese, sepárelos de su vida.

Jaime Valdivieso C.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO