¡Siéntase orgulloso de ser colombiano!

21 de septiembre del 2013

Ojalá las cartas no se volteen, y recuerde que si le va mal, aquí hay un país que lo volverá a recibir de la mejor manera.

Soy Colombiano, mi familia es colombiana, me gusta la empanada con ají y la cerveza, me inconformo algunos días por alguna falla en el sistema político, a veces no estoy de acuerdo con las “soluciones” del gobierno, la salud y la educación, porque como cualquier otro compatriota si no me sale algo bien, le tengo que echar la culpa a alguien o algo.

No me arrepiento donde nací, y me siento 100% orgulloso de donde soy,aunque  admito que me gustaría conocer otros países, para ampliar mi conocimiento en otras culturas, otras tradiciones y tener más experiencia, pero ¿cómo es eso? que esas personas que abandonan el país en la mayoría de los casos con fines educativos,  por cuestiones laborales o simplemente porque se mamaron de vivir en este pedazo del país, ¡les dé pena! decir de donde son.

Debo aclarar que no todos por supuesto, pero si una gran parte de emigrantes, no hacen sino criticar o peor aún, negar de donde vienen, solo porque algunas propuestas de televisión de “talla internacional” o noticias que muestran droga, prostitución, corrupción y demás, sean el referente que se necesite para describir una nación.

Es obvio que estos “creativos” no tienen la culpa de que no sepan escribir o mostrar otra cara de algo más interesante o simplemente porque les da miedo mostrar otra realidad, y si se atreven, realizan novelas tan novedosas en donde su tema principal es el fútbol, cerca al mundial, ¡Bravo! o una sección en televisión de 3 horas para mostrar chiros que nadie puede comprar.

“Pero bueno”, al menos muestran otra cara del país; aunque no dejemos a un lado a estos otros protagonistas emigrantes que se les olvida ya hasta hablar colombiano, con durar dos meses por fuera, “¿cómo es que se dice?, es que se me olvido” ¡POR FAVOR! no se les olvide de donde vienen, no estudio toda una vida para que se le acabara el lenguaje de esa manera tan increíble, y puede llegar al extremo de que se le olvidó este idioma y aparte no sabe el otro, y déjeme decirle que si eso le pasa a usted, tiene un gran problema de identidad.

No compare, si le parece que allá hay más oportunidades, que el gobierno si ayuda como debería colaborar, el nivel de educación es más alto, las personas son más educadas, las carreteras son más amplias, no hay trancones, ¡perfecto!, pero no se predisponga, no haga sentir mal a su familia, que aunque le de vergüenza también es colombiana y aún viven en una casa que con mucho sacrificio consiguieron, para que si le llega a ir mal no olvide que puede llegar allí;  no haga un símil de las costumbres y situaciones de este país con el otro, pero claro ¿cómo se puede defender una cultura sin siquiera sentir identidad?.

Y sí, puede que no tengamos un gobierno transparente, una buena cultura ciudadana, la mejor educación (gratis), las mejores carreteras, pero se está solucionando, se están creando nuevas propuestas de desarrollo, estamos entrando en una nueva era digital, que aunque no crea se está aplicando a las personas con menos recursos económicos, pero de pronto no estará enterado, porque como anda preocupado del que dirán si se entera que es de Colombia, no ve la otra cara, de pasar a ser un país en desarrollo a ser un país emergente.

Ojalá las cartas no se volteen, y recuerde que si le va mal, aquí hay un país que lo volverá a recibir de la mejor manera con los brazos abiertos, porque si algo tenemos los colombianos es que apoyamos a los nuestros, y brindaremos la ayuda que esté a nuestro alcance.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO