!Para vivir a Bogotá!

11 de marzo del 2015

Cuando estamos a siete meses de las elecciones locales ya empezamos a ver que Bogotá para algunos va a ser el ring, donde se van dirimir las disputas políticas no superadas de la elección presidencial y del actual proceso de paz que se adelanta en La Habana. Parece que algunos no quieren entender que esta […]

Cuando estamos a siete meses de las elecciones locales ya empezamos a ver que Bogotá para algunos va a ser el ring, donde se van dirimir las disputas políticas no superadas de la elección presidencial y del actual proceso de paz que se adelanta en La Habana.

Parece que algunos no quieren entender que esta ciudad, debe estar mas allá de intereses partidistas o personales, después de tres administraciones erráticas que no siguieron políticas públicas ya trazadas, ni tampoco implementaron con éxito las propias. La ciudad necesita redirigir su rumbo pero partiendo de una clase política unida que conjugue el deseo generalizado de una ciudad mas amable y vivible para todos.

Los ciudadanos están cansados de pasar diariamente mas de tres o cuatros horas metidos en el trancón, así vayan en transporte público o en carro particular. El delito callejero va peligrosamente en aumento, el hurto a residencias se volvió pan de cada día y la odisea para que un ciudadano logre una cita con un especialista o le receten un ibuprofeno en la red hospitalaria ya alcanzó niveles épicos.

Sumemos a esto, la intolerancia creciente, la violencia de genero y el poco respeto por la vida humana o animal para que lleguemos a la dolorosa conclusión que Bogotá se volvió invivible. Si queremos recuperar la ciudad, si pretendemos devolverle calidad de vida a los ciudadanos, tenemos que empezar  por dejar a un lado los intereses particulares o partidistas.

Bogotá necesita con urgencia un gerente que ponga en orden el caos que la actual administración nos está dejando, las definiciones de las candidaturas para ocupar la alcaldía deben ser inmediatas y sin cálculos políticos, porque la ciudad necesita saber desde ya quienes son los candidatos, para escuchar sus propuestas. Las cartas claras sobre la mesa harán que la ciudadanía tome decisiones en las urnas, fruto del convencimiento y no llevados por el trapo rojo o el  azul o por dividirse entre mamertos y  fascistas.

Las candidaturas a la alcaldía deben sacar del debate, la guerra ideológica que se vive a nivel nacional y que todos los días presenciamos a través de las redes sociales, estamos cansados de un desgaste donde ninguno sede posiciones y eso no lo podemos traer a la ciudad, porque perdemos la posibilidad de plantear, discutir y fortalecer propuestas de ciudad que nos saquen del ostracismo, no podemos caer en el debate de la agresión.

De igual forma hay que evitar la tentación en la que andan muchos de apropiarse de las banderas de la paz, el proceso de La Habana hay que dejarlo que avance con su propia dinámica y no es sano cogerlo como caballito de batalla para atacarlo o defenderlo en busca de réditos políticos. El discurso demagogo de ¡Bogotá la ciudad de la paz! Es un cuento chino, lo mismo podría decir Medellín, Cali, Barranquilla o Aguadas. Si queremos enderezar el rumbo necesitamos aglutinar tendencias, estructurar propuestas, y votar responsablemente para ¡Vivir a Bogotá! y no sufrirla como nos pasa hoy.

@javiermpalacio

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO