Párenle bola a Delcy Eloina

7 de marzo del 2019

Opinión de Andrés Boscán

Delcy Rodriguez

snc.gob.ve

A ninguno pareció llamarle la atención sus declaraciones, hasta de absurda parece que fueron catalogadas sus palabras. Pocos han tomado en serio lo dicho por la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, sobre la ayuda humanitaria que ha apostado el Gobierno de EEUU y Canadá en la frontera colombo-venezolana, y que se tiene previsto ingrese al país con o sin el respaldo de las Fuerzas Armadas Nacionales, el 23 de febrero.

«Esa ayuda viene contaminada y envenenada, es cancerígena, así lo han mostrado distintos estudios científicos de esa supuesta comida desechada por EEUU que busca a través de químicos envenenar a nuestra población», fueron las palabras exactas.

Probar si efectivamente los alimentos estimulan el cáncer o cualquier otra patología parece extraído de una película de ciencia ficción, en especial por la custodia que han tenido los cargamentos, pero viniendo de su bancada todo es posible. Cabe recordar que, en su momento, Gloria Carvalho, presidenta del Centro Nacional de Desarrollo e Investigación en Telecomunicaciones (Cendit), acusaba a los científicos de alterar genéticamente a las gallinas para que no pusieran huevos y afectar la producción interna del país.

Antes bien, la credibilidad no es algo que acompañe a la expresidenta del suprapoder legislativo de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), pues en funciones como Canciller del país petrolero, recordemos que fue capas de meterse por una ventana al recinto dónde se llevaba a cabo un encuentro del Mercosur y al cual no era bienvenida, tal como lo reseño la agencia de noticias Reuters en 2016.

Ahora, el crush del actor Fernando Carrillo, le suma un nuevo cargo a su hoja de vida, como coordinadora del Consejo Presidencial para Ciencia, Tecnología e Innovación, y que según el sitio web del canal del Estado, Venezolana de Televisión, será el órgano encargado de «incentivar el desarrollo científico y evaluar los diversos sectores estratégicos del país».

Mi temor no está fundado en las capacidades de la abogada en cumplir con sus funciones, sino las «tácticas inoculadoras» que pudiesen estar a su alcance para hacer verídica su declaración. Con el sólo hecho de rociar con algún químico o sembrar una carga de droga en alguna caravana de esta ayuda se volvería verosímil su tesis, y no es complicado hacerlo cuando se tiene como aliados a Irán, Rusia y otros países del Oriente medio, dónde es usual el uso de armas químicas.

En Valencia el Gobierno Bolivariano allanó uno almacén dónde se resguardaban alimentos para recién nacidos y medicamentos de VIH, nada difícil sería ablandar a las fuerzas militares, permitir el paso de un cargamento y en medio de la euforia cometer la fechoría.

Muchos creerán que por tratarse de EEUU sería muy difícil pasarle una jugada como esa, pero recuerden que se trata del territorio venezolano, y que la oposición ha pedido que la ayuda humanitaria sea encaminada a través de organizaciones no gubernamentales y la iglesia; se trata de la sociedad civil frente al ejército y el Estado.

A esto se le suman las 300 toneladas de alimentos que ha dispuesto Rusia para ayudar al señor de los bigotes en medio del acorralamiento político en el que se encuentra. Y por supuesto la guerra de minitecas, entre el Venezuela Aid Live y el concierto que organiza el régimen, que ha entretenido a la prensa y llevado a un nuevo escenario la crisis venezolana.

La nueva movida del heredero de Chávez ha pasado desapercibido sin generar la opinión pública necesaria ni despertar las alertas que pueden echarle la burra pa´l monte a Guaidó y su táctica democrática.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO