Parque Nacional Joshua Tree en California

28 de diciembre del 2017

En compañía de Megan, la influenciadora de las redes sociales (me perdonan el anglicismo “influenciadora”).

Parque Nacional Joshua Tree en California

Foto: @Salua Kamerow/Kienyke.com

Alta y despampanante, en una pinta casual moderna y un sombrero bohemio para protegerse del frío. La vi caminando y pensé qué buen estilo se traía. Me abrazó con calidez pero guardando la distancia propia del americano.

Cuenta historias como ninguna otra persona, muy bien hablada y franca, curiosa y aventurera, así es Megan Sullivan, la gringa que vive en California e influencia las redes sociales.

A Megan la conocí hace 12 años, apenas y terminaba su pregrado pero ya trabajaba en los medios de comunicación social. Su finalidad no fue ser una persona con influencia en los medios de comunicación, pero su pasión por la cinematografía y dedicación en relatar sus historias personales a través de videos con pura vibra, la hicieron popular.

Foto: @Salua Kamerow / Kienyke.com

Ama los deportes al aire libre, trabaja para Apple y es una profesional escalando montañas. Hace un par de años, sin embargo, se resbaló de casi veinte metros de altura y rodó montaña abajo hasta golpear el suelo.

Con ese incidente inició a lo que Megan llama la ‘trifecta’ de la mala suerte, porque una semana después fue arrollada por un carro cuando viajaba en su moto en San Francisco y unos días después la diagnosticaron con cáncer de piel. Pero el mundo no terminó ahí para este personaje. Decidió cumplir uno de sus sueños y se aventuró a conocer 7 maravillas del mundo en 13 días.

Cuando le pregunté cómo se hizo la influencia en las redes sociales que es hoy, me dijo que no se consideraba una y que nunca fue ese su cometido. Sin embargo, sus más de 13 millones de seguidores dicen lo contrario. Entre burlas Megan sugirió a quienes quieren influenciar las redes sociales ser ellos mismos porque el mundo no necesita más Kardashians.

Subimos juntas varias rocas en el Parque Nacional Joshua Tree en California. A pesar de mi pavor a las alturas, Megan me dio varias recomendaciones para subir con estabilidad y desafiar valientemente mi temor al vacío.

Foto: @Salua Kamerow/Kienyke.com

El parque es precioso, ella lo escogió porque disfruta los parques naturales en su tiempo libre y conoce sus ajetreos muy bien. A decir verdad, me habría perdido de mucho si no me hubiera dejado llevar por esta aventurera, quien sin presionarme me ayudó a subir varios metros y regresar sin desbaratarme cuesta abajo.

Foto: @Salua Kamerow/Kienyke.com

Almorzamos en un restaurante pequeño y nada elegante. Para ella, el tiempo con familia y amigos es oro. Trabaja incansablemente pero para ella el tiempo siempre sobra para pasarlo con las personas que quiere.

Después de casi tres horas en el Parque Nacional Joshua Tree, nos fuimos a un airbnb que alquilamos en Dessert Springs. La vista, sin duda, apaciguadora. Nos tomamos unos vinos, pasamos un tiempo con nuestras familias y nos fuimos a dormir.

Foto: @Salua Kamerow/Kienyke.com

De Megan puedo decir que, el tipo que la conquiste se lleva lingotes de oro, entre otras cosas porque me recordó constantemente lo que dice el dicho: “en la vida, para atrás ni para coger impulso”.

Pasen felices fiestas y les escribo en enero. Yo me despido hoy desde el Parque Joshua Tree con @themegansullivan y mañana desde cualquier otro lugar.

Foto: @Salua Kamerow/Kienyke.com

@donajodona

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO