pasó la moda y ya no importa

pasó la moda y ya no importa

24 de Febrero del 2017

En una conversación con un gran amigo, defensor de los acuerdos de La Habana, le pregunté en su momento que si realmente él creía que el gobierno iba a cumplir, me respondió que estaban en la obligación de hacerlo. Me reí, lo mire y le cuestioné si de pronto era que yo había estado viviendo en un país distinto al suyo. Lastimosamente hablábamos del mismo Colombia.

Por eso no me sorprende que a este gobierno, incumplido y burócrata, como todos le importe poco lo que sucede con las zonas veredales. Ya pasó el momento de los titulares y la grandilocuencia de la paz, ya se firmó el acuerdo, ya el país se polarizó, ya votaron si y no, ya se pelearon por redes, en persona y por whatasapp.

Sin embargo, en este momento me gustaría saber ¿En dónde están todas las personas que se indignaron, marcharon, pelearon, insultaron y decoraban su existencia con palomas blancas?

Acaso esta bien, ¿Que por el afán de figurar y aplicar a un premio, el gobierno haya prometido el cielo y la tierra y a pocos meses de haber firmado el acuerdo no cumpla con un básico como es tener la infraestructura para que se agrupen los guerrilleros?

El adagio popular dice que en el desayuno se sabe cómo va a ser el almuerzo y si no han podido cumplir con la adecuación de estos sitios, que como dije antes, es un básico. ¿Qué será entonces de todo lo que hace falta del acuerdo? Porque tener listos unos sitios para que se concentren no es nada comparado con lo qué hay escrito en las mas de 300 páginas que firmaron en el Teatro Colon.

Por otra parte, me parece, indignante por no decir menos, que entonces porque los guerrilleros están acostumbrados a vivir en el monte, tengan que aguantarse las malas condiciones de algunas zonas. Esa forma de pensar es despectiva, estigmatiza y demuestra lo mezquinos que podemos ser cuando los problemas no nos afectan.

Mientras tanto, me queda la duda, si como suele pasar en nuestro país, la paz de la que tanto hablaron fue solo una moda que se volvió tendencia en redes sociales, discusión de todos los días y motivo de tertulias pero solo mientras a todos nos atosigaban con comerciales y testimonios para que votáramos por un si, pero ahora que ya arrancó el grueso de los acuerdos a nadie le importa ese tema.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.