¿Por qué Boyhood debió ganar en los Premios Óscar?

25 de febrero del 2015

El largometraje que nos cuenta nuestra propia vida

Registrar la vida de un chico por 12 años es una gesta épica que le dio reconocimiento en los Globo de Oro, sin embargo no le alcanzó, Birdman lo superó.

Al igual que otras películas, Boyhood se suma a la lista de largometrajes extensos y laboriosos en producción y creación,  me hace acordar de cuanto tardaron en elaborar el guión de La Lista de Shindler.

La trama de Boyhood gusta, pero no a todos. Es sencilla en la linea narrativa, natural, que pareciera más bien un documental.  El realismo, ausente por muchos años en el cine, se toma la pantalla.

Mason (Ellar Cotrane) pasa por las diferentes etapas de la vida como cualquier otro ser humano. A su alrededor la familia se desintegra en medio de la angustia que atraviesan los padres. Sobre todo la madre, interpretada por Patricia Arquette; cuan grande es su actuación en el momento que su hijo escoge un nuevo rumbo, por algo le dieron la mejor actuación de reparto.

No podemos olvidar a Samantha (Lorelei Linklater), hace el papel de la hermana de Mason. Habladora (al principio), inteligente, suspicaz que termina siendo una chica rebelde, pero no tan rebelde como Mason. Sin aparecer mucho en el largometraje muchas chicas se sentirán identificadas con Samantha; un plus que hace querer a Boyhood: toda la audiencia se identifica con cualquier personaje de la historia.

Desde lo técnico los cortes de edición son pulidos y exactos. No nos damos cuenta del paso del tiempo. Algunos críticos aseguran que es el mismo montaje como cualquier otra película. La diferencia radica en hacer los cortes en el momento exacto para el paso del tiempo, algo laborioso para y mantener el hilo conductor.

Algunos inconformes se quejaron porque la nominaron en la categoría de guión. Improvisada, aburrida, “no me ligó”, “le hizo falta fuerza al guión y contundencia”; eso mismo dijeron del cortometraje Leidi que ganó en Cannes…¿Entonces quieren una película al estilo Scream?

A parte de felicitar a todo el equipo de producción, no queda sino disfrutar de esta obra de arte, simple, sencilla e introspectiva que, sin necesidad de ser una historia truculenta, cuenta nuestra propia vida.

Por último, ojalá no salga una secuela.

@JuanCachastan

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO