¿Por qué se odia y ama con tanta pasión a Álvaro Uribe?

22 de septiembre del 2013

Tratando de tomar un posición “neutral”, parece ilógico que en pleno siglo XXI se vea después de un tiempo a un ex presidente como un sol.

Para nadie debió haber sido una sorpresa que un personaje como el ex-presidente Álvaro Uribe, se lanzara de candidato al Senado, y más aún, que a la fecha este liderando las encuestas de percepción. Pero mientras cierto sector del país lo legitima aún como presidente,como el salvador de la patria, y inclusive, lo aclaman en el senado, otro sector, desea verlo tras la rejas por sus supuestos nexos con el paramilitarismo, la responsabilidad con los falsos positivos, y para algunos, porque es un… (completen la frase ustedes). Mi pregunta es ¿Dónde lo queremos, en la cana o en el senado? Y mi respuesta es, ni idea, el hecho es que un personaje nos está dividiendo las opiniones, y hace que unos se odien con los otros, usando la etiqueta de, Uribistas y Anti- Uribistas.

Tratando de tomar un posición “neutral”, parece ilógico que en pleno siglo XXI se vea después de un tiempo a un ex presidente como un sol, como la salvación de un país que ha perdido su rumbo. Se supone que después del siglo XVII se dejo de hablar de los gobernantes como seres divinos, para tratarlos como simples empleados del pueblo, pero Uribe ha demostrado lo contrario, y parece que se quedo en el corazón de muchos, como el “eterno presidente”. Lo irónico es que nos reímos de Venezuela con el Chavismo, y acá muchos adorando al hombre de la “carnita y los huesitos”, diciéndole eterno presidente. Pero también se me hace ilógico que se culpe a un solo personaje, por todos los males de un país, al punto que como si fuese la revolución francesa, exigimos la cabeza del rey ¿ Toca recordarles quiénes subieron a Uribe al poder? Y no fueron pocos, fueron muchos. Entonces, culpar a un solo personaje por todos los males, es desconocer el papel que ha jugado la historia, el papel que ha jugado el ciudadano, y el papel que han jugado las múltiples instituciones gubernamentales en la solución o agudización de los múltiples problemas del país, en general  es el desconocimiento de que se vive, en un presidencialismo, en un régimen democrático, que se tiene una constitución, y que hay participación, no olviden eso por la rabia y pasión del momento.

Pero antes de que me crucifiquen por Uribista , cabe aclarar que no estoy afirmando que muchos problemas, muchos atropellos y muchas cosas “malas” sucedieron durante sus ocho años de gobierno, y en los que él, si claramente tiene responsabilidad, desde el papel que jugo en esos ocho años, el papel ejecutivos. El más claro y para no extenderme, los falso positivos. Desde mi perspectiva, es muy difícil tener control sobre todas las actitudes de los miembros de una institución tales como el ejercito, o policía, y que posiblemente para  muchos, los casos de falsos positivos no son más que la consecuencia de tener manzanas podridas en una institución. Pero cuando se ve el comportamiento en masa, es porque hay un detonante, y en ese caso el detonante fue originado desde la misma rama ejecutiva, con esos incentivos a cambio de una vida humana, la cual es la misma, sea o no de un guerrillero, y eso lo entendieron muy bien algunos miembros del ejercito, por eso asesinaron campesinos, estudiantes e inclusive habitantes de calle, para hacerlos pasar después como muertos en combate.

Y antes de que me crucifiquen por Anti- Uribista, gracias a una política fuerte, de mano dura, el país tuvo cabida a ser un país más atractivo para el comercio, tanto nacional como internacional, también para el viaje, la construcción de mejores vías, tener una guerrilla lo suficientemente golpeada como para que ahora estén dispuestos a negociar, hubo generación de empleo, en fin, muchas cosas positivas pasaron gracias a un gobierno de mano dura, eso toca aceptarlo. También muchas personas se sentían conformes con él, seguras, sentían que tenían un presidente que hacia parte de ellos, que se vestía y hablaba como ellos. Pero algo que no se puede negar, es que muchas de esas cosas que a grandes rasgos parecían buenas, generaban y generaron efectos secundarios adversos. Campesinos muertos, sin empleo, empresas destruidas, el agro jodido, mientras él, hacia asambleas con campesinos, promovía la creación de empresas para competir con el exterior, y mientras se vestía como “campesino” y tomaba café  “Colombiano”.

Para finalizar, las personas que tan alegres o tan furiosas se sienten de que Uribe siga en la esfera política del país, mi consejo es que sigan dando sus opiniones, pero que antes  de todo, no comiencen a etiquetar al Uribista o Anti- Uribista de un ignorante a quién no le importa su país, porque no ve lo malo o bueno que ha sucedido con el país gracias a Uribe. Así como dije anteriormente, son muchas cosas a rescatar y a criticar de ese gobierno, pero algo que si es inaceptable es que se esté dividiendo el país, se estén creando odios, y se esté negando al otro como ser racional y critico gracias a la intolerancia y a la radicalización de posturas que terminan por desconocer su mismo contexto y realidad.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO