Power dressing

19 de noviembre del 2018

Por Andrea Olmos.

Power dressing

Foto: Cortesía Andrea Olmos

Cuando pones este anglicismo en Google te encontrarás con una cantidad de mujeres con unas pintas bastante andróginas, sastres negros, cabellos cortos, calzado tipo Oxford, etc, y no es que no me guste este estilo, de hecho lo uso mucho y es uno de mis favoritos, es solo que me causa gran curiosidad y un poco de risa que la respuesta a una “mujer poderosa” sea una corbata.

Cuando una mujer quiere comunicar con su imagen que lleva en sus hombros algún tipo de liderazgo o “poder” debe estar necesariamente andrógina, de negro o hasta con corbata ¿acaso con una falda de flores no es posible ser poderosas?

Rechazo completamente este imaginario, simplemente pienso que no hay ninguna fórmula para vestirse que demuestre de lo que eres capaz. De hecho, se trata más bien, de dejarte llevar por tu institución hacia la moda, usar lo que esté de acuerdo a nuestro gusto, estilo y necesidades del día.

¿Confianza? Es ese “no sé qué” que todas tenemos con el simple hecho de creer en nosotras mismas. ¿Será que lo conseguimos exclusivamente usando pantalón y corbata cómo mister Google cree?

Lo que implico aquí es que es momento de evolucionar en ese sentido y darnos cuenta que el verdadero “power dressing” está en ser nosotras mismas y comunicar fielmente quienes somos con lo que queremos llevar puesto. En mi caso me gusta la moda, las tendencias y mezclar todo lo que no combine y esto me ayuda a alimentar mi espíritu positivo y confianza para asumir cualquier tipo de reto.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO