Punta Cana por 368 dólares todo incluido

Punta Cana por 368 dólares todo incluido

10 de marzo del 2019

Me encanta viajar y tanto como me encanta viajar, me encantan las ofertas también. Acabo de pasar 4 días en Punta Cana y mis vacaciones costaron 368 dólares con comida, boleto aéreo y hotel incluidos.

Un grupo de amigos me dijo que estaba loca, básicamente sugirieron que esas ofertas para viajar generalmente son una estafa. Sin ponerles ni cinco de cuidado me fui de vacaciones y ahora mismo estoy en el avión de regreso a mi casa después de 4 días espectaculares.

Volé con Frontier, una aerolínea estadounidense de gama baja. El hecho de que sea de “gama baja” simplemente significa que la comida en el avión no es gratis (lo que también hace American Airlines) y que cobran por el equipaje (American Airlines también). Algo más en común con AA es que Frontier divide los asientos en cómodos y súper cómodos. Por lo tanto, no hay ninguna razón por la que AA deba cobrar 4 veces lo que hace Frontier para llevar a los pasajeros a Punta Cana, a menos que tengan que compensarlos por perder sus equipajes por 2 días mientras intentan llegar a Punta Cana por unos 4 días de vacaciones inolvidables. De todos modos, voy a hablar de eso en otro blog.

El complejo en el que me alojé me tenía lista una habitación de mejor categoría. Me dieron una habitación con balcón, dos camas dobles, una pequeña sala de estar, un escritorio enorme y un televisor.

Las ofertas de comida son muy amplias. Durante el desayuno y el almuerzo, hay un gran salón donde se sirve un buffet con todo tipo de platos que exhiben los deliciosos sabores caribeños y las excentricidades culinarias del sudeste asiático. Por la noche, también hay un bufé, o se puede elegir uno de los 5 restaurantes del complejo donde sirven comida italiana, japonesa, mexicana o estadounidense. También hay una churrasquería. Por cierto, no se necesita reservación en ninguno de estos restaurantes ni hay costos adicionales.

Una ventaja es que todas las bebidas son parte del paquete de alimentos, incluidas las bebidas alcohólicas.

Nos registramos a las 2 pm justo después de llegar al complejo hotelero. No hubo largas colas y me asignaron una persona que me llevó por el resort en un carrito del golf y me dijo dónde tenían lugar los espectáculos nocturnos, los deportes, la comida, y cómo llegar a la playa, etc.

Día 1

Fui a almorzar ya que el buffet estaba abierto de 11am a 3pm, y eran casi las 3. Luego compré un traje de baño y salí a pasear por la playa. El clima era cálido y no había humedad. Me senté toda la tarde en la playa escuchando el canto de las olas del océano.

Me bañé, desempaqué y me dirigí al restaurante italiano para cenar.

Todos los empleados trabajan en todas partes dentro del hotel, de esta forma, el mesero que trabaja en el restaurante italiano una noche, trabaja en el restaurante mexicano la noche siguiente. Todos son agradables y son más agradables si les das propina. Yo siempre traigo 20 dólares en billetes de 1 dólar para darle propina a la gente. NO vale la pena cambiar dinero a menos que uno venga de países con una moneda diferente al dólar.

Estaba muy cansada y me fui a dormir temprano. Antes de irme a la cama, fui a hablar con un grupo de chicos sentados en el lobby del hotel para tener una idea de las excursiones que ofrecen. Me sorprendió mucho que los precios eran muy distintos a los que había visto en línea y en ese momento recordé que me habían asignado un guía con quien debía hacer las reservaciones al día siguiente; en ese momento me fui a dormir.

Dia 2

Me levanté tempranito para ver el amanecer y me fui a dar un paseo por la playa. A mi regreso desayuné con un plato de frutas exóticas como mango y granadillas (diferente a la maracuyá). Luego me reuní con mi guía, quien resumió en 30 minutos lo que se debe y no se debe hacer en Punta Cana. Les mencionaré sus comentarios al final del blog.

Reservé dos excursiones por 180 dólares extra. Una era manejar a alta velocidad en uno de esos carritos con chasis ligero llamados areneros. El otro era pasar el día en Scape Park.

Me recogieron a las dos de la tarde en la entrada del hotel. Cometí un error; me traje sandalias en vez de zapatos. Todo porque el guía sugirió no llevar zapatos. La verdadera razón es que se ensucian. Siendo así me hubiera traído los zapatos más feos y sucios que tenía en casa.

Hay muchas compañías que ofrecen esta excusión en arenero, pero elegí esta porque leí en línea lo estrictos que son con las reglas sobre quién puede manejar y porque, además, tenían seguro (incluido en las excursiones).

Después de una hora de conducir arriesgadamente nos fuimos a una cueva conocida con el nombre de Taína. Me tomó un tiempo decidir si me quería tirar al agua. Mi miedo era ser atacada por un animal marino o ahogada si la cueva se caía encima mío. Sí, sí, el drama latino. Pero pensé que no puedo vivir aterrorizada con todo y salté. Irónicamente, pasada una hora desde que me metí, no quería salirme.

Llegué al hotel a las 6 pm, me bañé corriendo y me fui al restaurante japonés. Fue chistosísimo estar ahí. ¡Era una parrilla hibachi y el cocinero era un loco! Nos hizo reír hasta el tope. Ahí probé por primera vez la bebida oficial de la República Dominicana (mama Juana). Luego me fui a los bolos y a jugar billar. Al final de un feliz segundo día regresé a mi habitación a dormir porque el día tres iba a estar pesado.

Día 3

Esperé mi recogida en el vestíbulo a las 645 am. Llegué un poco temprano ya que no me tomó mucho tiempo desayunar. Alrededor de las 7 de la mañana apareció un hombre a recogerme y 30 minutos después ya me había registrado en el parque.  La admisión para los adultos es de 140 dólares y la de los niños es de 81 dólares. Me dieron un mapa y me recomendaron hacer la tirolina de primerito.

La tirolina en ese parque consta de 12 deslizadas, una de ellas directo a una piscina de agua fría, también hay que caminar unas lomas y escalar otras. Si está en este blog, no da miedo en absoluto.

Cuando llegué al parque pensé en mis lectores y escribí esta lista:

  • Traer un cobertor para el celular que sea a prueba de agua porque no está permitido traer cámaras ni celular en la mano.
  • Traer el vestido de baño puesto y zapatos de agua porque la última tirada termina en una piscina.
  • Sandalias y chancletas no sirven porque hay que escalar piedras.
  • Traer un pequeño candado para cerrar el casillero donde uno deja las toallas y la ropa seca. De lo contrario hay que alquilar uno y son 5 dólares. El almuerzo está incluido (delicioso, por cierto) pero hay que dar propina, así que traiga dólares dentro del cobertor del celular. Finalmente, una toalla y un cambio de ropa (que mantendrás en el casillero hasta el final del día).

Scape Park es de propiedad privada, así como la mayoría de los negocios en República Dominicana, incluso el aeropuerto de Punta Cana es de propiedad privada. Este parque tiene muchas actividades conocidas que están incluidas en la admisión por el día completo (también venden día completo y crucero). Dentro de las atracciones favoritas de la gente están el Hoyo Azul, que es un magnífico hoyo (como piscina) alimentado por un manantial en los más hermosos colores azules debajo de una enorme roca.

Además se incluyen dos cuevas y un pasaje cultural donde hay mucha información sobre los pueblos indígenas de esa zona. Por último, hay unas cataratas súper agradables y actividades acuáticas en las me deslicé en caída libre sobre unos 6 metros de distancia a la piscina.

Lo único que no me gustó fueron los monos y los loros en exhibición, y las serpientes que tienen dentro de una caja de metro y medio en semejante calor. Las sacan dos veces al día para que los humanos las manoseen y se tomen fotos con ellas. ¡Qué horror!

Terminé mi excursión a las 7 pm después de correr mucho por todo el parque. Llegando al hotel cené en el restaurante mexicano. Después me fui a bailar música latina en la plaza principal del resort.

Día 4

Me levanté en la mañana a empacar mi habitación y pasé la mañana en la playa. El agua estaba calientita y transparente y la arena era de color blanca. Lo otro muy positivo es que la playa no estaba llena, y la única pieza que faltaba era la música caribeña.

La agencia de viajes con la que reservé mi viaje me recogió a las 2 pm para un vuelo a las 5 pm.

Me divertí mucho y creo que esas ofertas valen la pena, pero esa es mi opinión personal 🙂 A veces no son de agrado para otras personas pero… ajá…

Así me despido hoy desde Punta Cana y mañana desde Washington DC.

Salua

Cosas que se deben hacer:

  • Viajar entre octubre y abril (justo antes de la semana santa).
  • Traer zapatos de agua y walky-talkies para que pueda comunicarse con la gente que viaje
  • Esperar la reunión con su guía de viaje y no se desesperarse por reservar las excusiones con cualquiera. Otras empresas dentro del resort se aprovechan de usted.
  • Traer 20 dólares en billetes de 1 dólar para dar propinas aquí y allá.
  • Asegurarse de que la tarifa de su visa esté incluida en su boleto (AA no lo hace).

Cosas que no se deben hacer:

  • No cambiar dinero a menos que sea necesario. En el hotel le pagan la tarifa correcta.
  • No pagar con tarjetas de crédito a operadores diferentes al resort donde se hospeda y a su guía o agencia porque cuando llegue de vuelta se encontrará con muchos cargos no autorizados.
  • No ir al “desayuno especial” con un “regalito” incluido a menos que esté pensando en comprar unas vacaciones compartidas.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.