¡Qué aviones!

28 de diciembre del 2018

Blog de Javier Giraldo

¡Qué aviones!

Foto Javier Giraldo Acosta/Kienyke.com

Desde finales de noviembre para acá ha trascendido la noticia de que las aerolíneas de bajo costo aprovechan la asignación de sillas de grupos familiares para cobrar un sobrecosto, gracias a programas que identifican quiénes viajan en conjunto, pero más aun, asignando puestos distantes a quienes viajan con niños pequeños.

Pero la discusión ha tomado todo el año 2018 en Europa. El primer informe que reporta la internet es de comienzos del año, cuando una madre que pretendía viajar de Mallorca a Madrid debió pagar una sobretasa de 4 euros (algo menos de 15 mil pesos) por poder estar al lado de su hija de solo 3 años de edad.

La noticia señaló que la madre estuvo en comunicación de la aerolínea buscando una solución para no viajar en las sillas 7D y 21D, pero la respuesta solo apuntó a pedir el pago para escoger la silla. Con base en este caso, y por conocer varios más, la asociación de Consumidores y Usuarios de Baleares (Consubal) logró a mitad de año que el Parlamento Europeo tramite una denuncia que radicaron sobre estos casos, considerando que es un instrucción de seguridad vial que las familias viajen en puestos contiguos, pues en caso de cualquier emergencia la reacción lógica de los pasajeros es buscar en la nave a todo su grupo antes de evacuar, hecho que entorpece el proceso. Pero, en el caso de los menores de edad, deben recibir asistencia, por ejemplo para utilizar la máscara de oxígeno.

Desde esa perspectiva es clara la necesidad y resulta absurda la separación de los familiares en un viaje. Pero lo más grave fue el motivo por el cual este tema llegó a nuestras latitudes y fue el nuevo reporte que hizo el Reino Unido al acusar formalmente a la aerolínea señalada en este caso por utilizar un programa que detecta a los familiares para asignarles sillas separadas, de modo que queden incursos en la necesidad de pedir la cercanía y que en la empresa les cobren por quedar en bancas contiguas.

Aunque las aerolíneas no han aceptado que utilicen un software que separe a las familias, la investigación avanza porque resulta cuestionable que busquen ingresos a través de esta práctica, cuando también existen disposiciones de seguridad que estarían incumpliendo.

En Colombia, el mercado de las aerolíneas de bajo costo aún está en proceso de crecimiento y aún no es claro si este tipo de medidas están vigentes. Eso sí, las limitantes por el tamaño del equipaje e inclusive el cobro por imprimir el pasabordo en el mostrador de la aerolínea (al menos 30 mil pesos) ya han causado extrañeza en algunos pasajeros, pero al fin de cuentas estas medidas están advertidas en las condiciones de adquisición de este tipo de pasajes.

(Vea también: Que su aerolínea no le resulte aviona)

Quedaría la pregunta a quienes están viajando en grupo por esta época en este tipo de aerolíneas: ¿les asignaron sillas separadas? ¿Separaron a los menores de edad? Si sucede en nuestro país, las autoridades ya debieran abrir investigaciones, así como las tiene Europa.

…Y mi ñapa: en mayo de 2018 les conté mi sufrimiento con el servicio de internet fijo, asociado al de televisión y telefonía. Por época decembrina los representantes de esta empresa volvieron a aparecer, como si nada hubiera pasado ofreciéndome de nuevo el servicio, con el pretexto de que mi teléfono celular no estaba asociado a sus productos fijos. Les narré la historia, pero no la escucharon, siguieron diciendo que la calidad de su señal, que el catálogo enorme de canales… Insistí en que si íbamos a tocar el tema, primero debían escuchar, lo que no habían hecho la vez pasada, pero de nuevo hablaban y hablaban sin que importara lo que yo decía. Cuando volví a pedir que atendiera porque era claro que no me estaba escuchando, como tampoco lo habían hecho ante mi inquietud anterior solo decidió colgar el teléfono. Conclusión: no cambian, no sirven. Solo les interesa ver a quién atrapan como cliente y punto.

@jgiraldo2003

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO