Qué onda con la ruleta sexual?

9 de diciembre del 2013

EL cibersexo es tan común como cualquier producto de la canasta familiar, ahora la ruleta sexual llega como sexo amateur online gratis.

Todo se hace por internet. De hecho esta afirmación es muy literal. Las personas pasan menos tiempo socializando en ese mundo con aire fresco allá afuera de las puertas de las casas y esos los hace estar más pegados al frente de la pantalla con una conexión a internet.

Se compra comida por la web, se pagan factura, se estudia, incluso se puede pedir un taxi o mirar una película a través de la web, se chatea con gente desconocida, se inscribe en páginas para encontrar el amor verdadero, se concretan citas para encuentros reales, se propone matrimonio por internet, se puede accidentalmente hallar a su vecina en alguna página pornográfica, se encuentran relatos eróticos, es fácil caer en una página con modelos que a cambio del número de su tarjeta de crédito hacen lo que usted quiera, cómo usted quiera y la última joya que pude ver fueron las famosas ruletas sexuales.

Más allá del negocio económico que implica la pornografía o el sexo online existen sitios en los que usted pone su cámara y se conecta en directo con otra persona que también permitió poner la suya y… hasta que la eyaculación o el aburrimiento los separe.

La dinámica es muy sencilla. Un día en el que usted este algo caliente, no tenga más que su cámara web y su banda ancha para pasar el rato, además, ya se haya visto todos los capítulos de la nueva temporada de the walking dead pues entra a google y pone “roulette cam” de ahí aparecerá muchas de las páginas que tienen este servicio gratuito en el que básicamente usted se puede masturbar o ver a otra gente haciéndolo al estilo más amateur posible con una definición 480.

Está muy bien el experimento si quiere explorar una nueva cara de su propia sexualidad. Está tan expuesto como la otra persona que está allá con sus genitales al aire mostrándoselos a todo el que le caiga sin más reparo que sus propias mejillas sonrojadas.

Si le gusta lo que ve puede permanecer ahí por el tiempo que quiera, hablar, gemir, escuchar lo que pasa al otro lado de la pantalla e incluso escribir cosas como: “mmmm” o “muestra más”. Si es su primera vez les aconsejo el “mmmm” ya que es universal y no corren el riesgo de estar con alguien que no hable español y tengan una confusión lingüística.

Es un reto en contra de nuestros propios prejuicios. El cibersexo tiene múltiples ventajas al hacer que las personas se desinhiban, tengan una experiencia sexual diferente en la que se involucra mucho la imaginación, se evitan las enfermedades de transmisión sexual ya que lo único que se le puede pegar es un virus a su computador, en parte puede ser instructivo ya que usted conoce lo que le gusta a los demás y eso es una fuente de ideas y lo mejor de todo: es gratis.

Andamos en una era en la que todo es posible y es un derecho experimentar con la mayor precaución, como en todos lados hay que tener normas de seguridad en internet como no dar datos personales, claves de cuentas bancarias y mucho menos la dirección o el teléfono. Además, ya es hora de empezar a hablar de sexo sin esa loca obsesión de pretender que todos somos vírgenes hasta que se demuestre lo contrario.

El sitio web de MBA tiene una instructiva infografía respecto a esto del porno en el que asegura que uno de cada tres personas que ven porno son mujeres, el 20% de los hombres admiten que ven porno en el trabajo, 12% de los sitios en internet son pornográficos, el día más popular para ver pornografía es el domingo entre otros, les dejo el link por si quieren chismosearlo. http://www.onlinemba.com/blog/stats-on-internet-pornography/

No le teman a lo desconocido ya que pueden encontrarse con una nueva forma de pícara diversión, de todas formas si no están conformes con el sujeto que les cayó en la ruleta siempre pueden oprimir f5 para pasar al siguiente.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO