¿Quién va a ganar el Oscar?

21 de febrero del 2013

Al tratar de predecir los Oscar se cae siempre en el miedo a equivocarse y en la tentación de optar por la vía segura. Para evitar ambas, he decido actuar consecuente con algo que siempre he pensado: el cine es contextual, y los premios también. Si no fuera así ¿qué razones hubo para que The Hurt Locker le ganara a Avatar o El Artista a Hugo? Solo el momento: en el primer caso la culpa por una guerra y el patriotismo de la película, y en el segundo la añoranza del buen cine del pasado y el sentimentalismo de la película.

Este año, con un mundo cada vez más caótico, una sociedad más preocupada por las decisiones de sus gobernantes, una crisis económica que parece nunca acabar y una población más desigual, los Oscar llegan a su versión 85 con la preocupación puesta en la baja de la audiencia y en la pérdida de la credibilidad.

Las nueve nominadas este año son: Amour, Argo, Lincoln, Life of Pi, Zero Dark Thirty, Los Miserables, Silver Linings Playbook, Bestias del sur salvaje y Django sin cadenas, que tienen en común, muy en el fondo, el deseo de supervivencia, la desigualdad económica y social, la discriminación, y la lucha, cuanto menos, por no perder (algo, a alguien o la vida). Sin más:

ARGO, Mejor Película:
Aunque solo dos películas en la historia han ganado sin estar nominadas a Mejor Director, en este caso específico será la forma en que la Academia le pedirá disculpas a Ben Affleck por olvidarlo en esa categoría. Yo simplemente diría que esto seguirá pasando en el futuro si hay más películas que directores nominados y que el premio de Argo será por ser una cinta sin pretensiones, bien narrada y fácil de ver y disfrutar.
¿Quién podría dañarlo todo? Lincoln: el bodrio de Steven Spielberg podría demostrar que contar una historia ostentosa, arriesgada, aunque no salga del todo bien, vale la pena.

STEVEN SPIELBERG, Mejor Director:
Porque si bien Lincoln no resultó del todo perfecta, es una película que difícilmente cualquiera de los otros nominados se arriesgaría a hacer, y si se atrevieran, con seguridad no les saldría mejor. Que el casting sea perfecto y las caracterizaciones estén bien dosificadas también es un logro del director. También aporta que las escenas, sobren o no, estén bien hechas.
En un mundo ideal: el ganador sería Michael Haneke, por los detalles, por la simplicidad, por el intimismo y por la sensibilidad con que está narrada Amour, pero como no es ideal…
Para tener en cuenta (y aunque parezca una contradicción): en el futuro nos acordaremos más de Lincoln que de Argo.

DANIEL DAY-LEWIS, Mejor Actor:
Pasará a la historia siendo el primer hombre en lograr tres estatuillas a Mejor Actor (Mi píe izquierdo y Petróleo sangriento). No le sobran méritos: su actuación perfectamente medida y su caracterización sólida son la muestra de que nadie, absolutamente nadie podría arrebatarle el premio.
¿Quién podría dañarlo todo? Nadie, sería injusto.

JESSICA CHASTAIN, Mejor Actriz:
Aunque parece cierto que en esta categoría nada está cantado, la de Chastain es la más sólida de todas las actuaciones: comienza en el fondo y el personaje va creciendo poco a poco con el ritmo de la película hasta convertirse en el animal que anuncian al inicio. Ojalá las críticas a la película no afecten la decisión de los votantes: bien es cierto que la directora cometió el error de decir que se basa en relatos reales, básicamente acusando a Estados Unidos de tortura.
¿Quién podría cambiar el juego? Jennifer Lawrence, su actuación, aunque un poco más variable en el tono y la solidez, muestra momentos realmente bellos e increíbles. En el fondo, cualquiera de las dos que gane es perfecta, es solo una cuestión de gustos.
Para tener en cuenta: aunque en esta categoría las jóvenes siempre le ganaron injustamente a las viejas (Sandra Bullock a Meryl Streep y Reese Witherspoon a Felicity Hoffman, por ejemplo), podría ser que este año pase lo contrario: la vieja podría ganarle a las jóvenes ¿Será?

CHRISTOPH WALTZ, Mejor Actor Secundario:
Me da un poco de remordimiento al decirlo, pero el histrionismo y la facilidad con que va del humor al drama lo hacen más oscarizable que los otros candidatos. El cinismo con que hace que lo malo parezca bueno y lo complejo simple, en definitiva: me fascina.
En un mundo ideal: Tommy Lee Jones debería ser el ganador, por la complejidad del personaje, porque no parece su estado natural y porque en definitiva, en él, no parece una fórmula ya jugada (como sí pasa con Waltz: es el mismo de Bastardos sin gloria).

ANNE HATHAWAY, Mejor Actriz de Reparto:
Esos cinco minutos de actuación pasarán a la historia como los más premiados. Una actuación corta donde prueba tantas facetas como le son posibles. El personaje está tan bien ejecutado que al final el corte de pelo sobra, parece un recurso dramático innecesario. Su aparición al final compensa el deseo interior de ver más de la pequeña Fantine. La transformación física también cuenta.
¿Quién podría dañarlo todo? Nadie, nadie podría arrebatarle el premio, sería injusto.

OTRAS CATEGORÍAS:

Mejor Guión Original: Django sin cadenas, aunque el final se hace largo. Justo para Tarantino, aunque también sería justo para Haneke.

Mejor Guión Adaptado: Argo. Es, entre las cinco nominadas, la mejor contada.

Mejor Película Animada: Valiente, por ser una versión diferente de la historia de siempre y porque la chica del cabello rojo se hace amar como ninguna otra.

Mejor Película en Idioma Extranjero: aunque me gustaría ser solidario con América Latina, me temo que Amour no tiene competencia: tal vez sea el único premio que se lleve, pero es el más merecido de todos.

Mejor Canción Original: Skyfall, porque tiene un ritmo que va creciendo como la maldad de Silva, el antagonista.

Mejor Diseño de Producción: Anna Karerina: ninguna recrea mejor un momento que ella. Indudablemente bella. También podría llevarse el Mejor Diseño de Vestuario, dejando al español Paco Delgado sin premio.

Mejor Fotografía: Life of Pi, aunque su guión evada el verdadero fondo de la historia, la belleza de la imagen es otra cosa: en eso es maravillosa… tal vez también se lleve los premios de sonido (Mejor Banda Sonora, Mejor Edición de Sonido, Mejor Mezcla de Sonido) e incluso podría sumársele Mejores Efectos Visuales. Tal vez…

Mejor Edición: Argo, porque cada escena está en su lugar.

Mejor Maquillaje y Peinado: Los Miserables, porque todos encajan perfectamente en la época.

Por Jadín Samit
@JadinSamit

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.