¿Quiere que su salud mejore? PERDONE

24 de enero del 2019

Blog del grupo Valdivieso

¿Quiere que su salud mejore? PERDONE

shutterstock

El resentimiento es una fuerte atadura al pasado, que impide que se disfrute el presente. Cuando guardamos rencor por alguien que nos ha hecho daño o que nosotros creemos que nos hizo daño, le estamos dando a esa persona un poder sobre nosotros que, por lo general, no ha solicitado.

Cuando odiamos a nuestros enemigos les damos poder sobre nuestros deseos, nuestra presión sanguínea, nuestra salud y nuestra felicidad. Los enemigos bailarían de alegría si supieran cómo nos preocupan, cómo nos torturan y cómo se nos imponen, aun estando ausentes. El odio que sentimos no los daña, pero a nosotros nos convierte los días y las noches en un infernal torbellino.

Hay personas cuyos rostros se han arrugado y endurecido por el odio y desfigurado por el resentimiento. Ningún tratamiento de belleza mejoraría su aspecto tanto como lo haría el perdón, la ternura y el amor.

¿Los enemigos no se frotarían las manos de gusto si supieran que el odio que sentimos hacia ellos agota y altera los nervios, desfigurando, creando perturbaciones cardiacas y, probablemente, acortándonos la existencia? Si no podemos amar a nuestros enemigos, amémonos al menos a nosotros mismos.

Amémonos lo suficiente, como para no permitir que otros dominen nuestra felicidad, nuestra salud y nuestro aspecto.

En lugar de odiar compadezcamos y demos gracias a Dios por lo que somos. En lugar de amontonar condenas y venganzas, procuremos comprensión, simpatía, ayuda, perdón y oraciones. Examinemos los recuerdos con compasión y comprendamos que las situaciones dolorosas del pasado, aunque desagradables, dejaron enseñanzas y ahora nos permiten ver y pensar de otra manera.

Vivir el presente y entender que el tiempo no retrocede es una regla básica para sentirse libre y disfrutar de cada momento que nos regala la vida. Liberarnos de los efectos debilitadores de la ira y los resentimientos son motivos suficientes para perdonar.

Jaime Valdivieso C.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO