Rafa X: El rey del polvo de ladrillo

Rafa X: El rey del polvo de ladrillo

12 de junio del 2017

Junto a Roger Federer, Novak Djokovic y Andy Murray, mandan la parada tenística a nivel mundial. Pero Rafa es un ejemplo de superación y resiliencia debido a todas las lesiones que lo detuvieron por un tiempo.   

Aquel muchacho que soñaba con ser jugador de fútbol en la isla de Mallorca y vivía rodeado bajo un ambiente deportivo (ya que su padre Sebastián era empresario deportivo), un día se quiso ir por el deporte blanco y hoy por hoy se catapulta como uno de los mejores tenistas de la historia. Sus comienzos fueron determinantes, gracias al apoyo de toda su familia (en especial de su tío Toni que lo ha llevado al lugar de élite donde se encuentra hoy por hoy) y empezó a escalar hasta llegar a la Copa Davis en el año 2005.

Pero con respecto a lo ocurrido ayer, en un partido vibrante en el Stade Roland Garros, el mallorquín se consagraba otra vez como rey del polvo de ladrillo por décima vez en la historia. Porque París es sinónimo de jerarquía: en tres sets (6-2, 6-3, 6-1) extendió su racha de invictos de sets y en lo corrido del año 2017, solo ha perdido una vez en su terreno: el polvo de ladrillo.

Es por ello que, los récords siguen y junto a los dioses del olimpo del tenis, al lado se encuentra la zurda maravillosa y potente que hacen de su legado, más alto e inalcanzable. Su historial ha sido excepcional: actualmente cuenta con 15 títulos de Grand Slam (dos Abiertos de Wimblendon, dos Abiertos de Estados Unidos y un Abierto de Australia) que lo catapultan como el segundo tenista más ganador de Grand Slams en la historia.

“Estoy jugando muy bien desde el principio de la temporada. Me encanta el césped, disfruto mucho jugando sobre césped y tengo muchas ganas de jugar bien en Wimbledon. Espero que mis rodillas aguanten, tener una buena preparación”  dijo el español luego de haber obtenido su décimo título en París. Y es que su estilo de juego lo ha llevado a levantarse de las lesiones de rodilla que lo han acompañado en este difícil camino a la gloria.

Además que el apoyo del extenista español (ganador del Roland Garros en 1998) Carlos Moyá ha sido fundamental en la preparación y la similitud en el ADN tenístico, contando la preparación fundamentada en trabajo y disciplina durante la pretemporada mientras  se recuperaba de las lesiones (que en cierta medida le bajaron el rendimiento en las piernas potentes que lo han caracterizado), una cualidad fundamental del ser humano frente a las adversidades lo caracterizaba: la resiliencia.

Su estilo de juego caracterizado por el revés técnico y los drives contundentes a la hora de poner dificultades a su rival, han hecho que dentro de sus “competidores”, el se encuentre dentro de los dioses del olimpo del tenis mundial. Y con ello demuestra la capacidad de sobrepasar cualquier obstáculo.

También la inteligencia emocional y la madurez que lo han hecho crecer como tenista profesional (que con todo tiene 73 títulos de ATP  y ha obtenido más de 100 millones de euros) hacen que sigan en su camino triunfador (sobretodo en el polvo de ladrillo que es su casa habitual) y llegue la décima corona en París. Es por ello y mucho más Rafael Nadal es por hoy: Rafa X: El rey del polvo de ladrillo.

Bonus: También el reconocimiento para la letona Jelena Ostapenko que con 20 años se adjudicó su primer Grand Slam al vencer en tres sets a la rumana Simona Halep 4-6, 6-4 y 6-3. Una promesa para el día de mañana en el circuito femenino del tenis a nivel mundial.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.