¿Santa Fe dice adiós a la Libertadores?

Foto: Cristian Álvarez

¿Santa Fe dice adiós a la Libertadores?

16 de abril del 2018

No es el primer técnico uruguayo en salir por la puerta de atrás en Santa Fe. Su compatriota Gerardo Pelusso sufrió el fenómeno del camerino y los caprichos de presidencia hace menos de tres años. El empate ante Once Caldas sepultó a Gregorio, quien hace varias fechas atrás conocía las circunstancias que tendría a mediano plazo. Su despedida no fue casualidad y tampoco mal recibida por los jugadores y la hinchada.

Durante 291 días Gregorio Pérez batalló con un plantel lleno de conflictos internos, con una nómina escasa debido a la no contratación de jugadores de jerarquía en varias posiciones para disputar el torneo internacional más importante del continente y a la vez enfrentar un torneo local con una intensidad alta tras la mala organización de la Dimayor.

Despedir un técnico que le ayudó al club a recaudar en tres meses cerca de siete mil millones de pesos debido a su clasificación a la fase de grupos de la Copa Libertadores, cuando solo faltan dos meses para terminarse la temporada ¿Es de una dirigencia coherente? ¿Y los otros partidos de Libertadores?

Los malos resultados y el mal desempeño en el rentado local son factores rescatables para despedir a Gregorio, lo que no se entiende, es cómo en plena competencia internacional son capaces de expulsar un técnico de 70 años, que logró el sub campeonato de la liga el semestre pasado (algo que la hinchada no se lo perdona).

Difícil cuesta juzgar a Gregorio por conseguir dos empates en Libertadores; el primero ante Emelec, uno de los equipos más grandes de Ecuador, y el segundo ante River Plate en cuestión de visitante, uno de los planteles con la nómina más cara en Sudamérica.

Tampoco hubiera sido justificable que avanzará a fase de grupos para quedar en la última posición, pero como complicado pedirle a un equipo sin refuerzos que derrote a Flamengo en Brasil o que logre tres puntos en el Monumental.

Con dos puntos a la fecha y cuatro partidos a falta de jugarse, el equipo que era orientado por Gregorio aún tenía posibilidades. ¿Y ahora? Jugársela con un técnico de la casa, que grite y cobre menos, que acate normas y que sea querido por los jugadores y la hinchada. Pastrana entiende el negocio y parece que a falta de cuatro partidos de Libertadores ya la da por perdida. ¡Qué buena administración!
Y lo es, porque redujo costos en las divisiones menores, en las mayores y ahora solo espera su salida con bolsillos llenos para multiplicarlos en la Dimayor. Así es nuestro fútbol ¿o lo van a negar?

Juan Pablo Gómez

Contamos las historias como nuestros seguidores las quieren ver… @futbolsinlimite

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.