Santa Marta: la ciudad donde nacen los ángeles

Santa Marta: la ciudad donde nacen los ángeles

14 de abril del 2019

Estoy a 38.000 pies de altura y a 4 horas del país que me vio crecer. No he estado en Colombia desde hace un año y ya la extraño.

He pasado los últimos tres años planeando mis viajes y viajando por el mundo. He escrito al menos 30 blogs para KienyKe y ahora estoy produciendo mis escritos en inglés para mi blog: salualinguist. El año pasado, visité al menos 13 países además de Colombia y, sin embargo, nunca he hecho un blog sobre mi ciudad natal, Santa Marta. Pues… aquí va.

Santa Marta es la ciudad más antigua de América Latina. Rodrigo de Bastidas, un explorador español que hizo un mapa del norte de América del Sur, fundó Santa Marta en 1525. La ciudad es pequeña si la comparamos con Barranquilla o Bogotá, pero una metrópolis en comparación con los pueblos pequeños del Departamento del Magdalena.

Mientras crecía, no teníamos trancones y mis papás solían llevarnos (a mis hermanos y a mí) a la playa todos los domingos. Cuando cumplí 14 años, mis papás compraron un apartamento en la playa y solíamos pasar los fines de semana allí, en Bunsichari. Cada semana después de eso, esperábamos con ansias que llegara el fin de semana en la playa. Aprendimos a amar aún más el clima cálido y la arena, especialmente cuando nos mudamos a Medellín para completar nuestros pregrados.

 Santa Marta está cerca de la Ciudad Perdida, pero esta vez no haré ese viaje, ya que necesitaría al menos 5 días de caminata hasta llegar allá. Tenemos la Sierra Nevada (la montaña costera más alta del mundo) a unos 40 minutos de la ciudad que, además, nos proporciona agua fresca en Santa Marta.

 Otros pueblos cercanos a Santa Marta son Minca y Marinca. Si se preguntan qué se puede hacer allá, la respuesta es tener un encuentro personal con el romanticismo de la naturaleza. Hay, entre otras siembras, cacao y café; se puede caminar por Los Pinos y disfrutar del maravilloso hoyo llamado Pozo Azul. Además, hay un montón de cafeterías, hoteles y restauranticos con comida típica de donde la vista panorámica de Santa Marta es espectacular.

Si usted como yo prefiere aprender sobre la historia y la cultura de los lugares que visita, la Quinta de San Pedro Alejandrino, una hacienda donde Simón Bolívar pasó los últimos días de su vida en 1830, está localizada a 10 minutos del centro. La Casa de la Aduana – Tairona Gold Museum es una galería de 4 espacios que presenta la cultura indígena.

Por otro lado, El Rodadero es un pequeño barrio popular que sirve a Santa Marta y al área de Pozos Colorados con comercio. Es un lugar muy turístico ya que posee una de las playas más frecuentadas de la zona.

Santa Marta es conocida por ser la ciudad con la “magia de tenerlo todo”. También creo que Santa Marta es la ciudad donde nacen los ángeles; mujeres hermosas por doquier, amables y demasiado alegres. Las costeñas son conocidas por ser sonrientes y casuales, extrovertidas e inteligentes, especialmente con la labia.

Uno de los lugares que me encantan es las cascadas de Marinka. El agua estaba apenas fría y el clima era casi de 40 grados. Podía escuchar los pájaros cantando canciones para entretenerme. El encuentro perfecto con la vida rústica.

El aeropuerto de Santa Marta está completamente cambiado y la ciudad tiene importantes mejoras de ingeniería civil. Pero me molesta mucho que las calles siguen siendo inseguras para la mayoría de los ciudadanos y también para los turistas. NO se recomienda llevar prendas o usar el teléfono en público. El uso de cajeros automáticos es todavía una actividad arriesgada, por lo que siempre es mejor estar acompañado.

Los inmigrantes venezolanos están por todas partes. Me encantaría que el gobierno les brindara apoyo para establecerse en Colombia dignamente y trabajar. En cambio, vi a muchas mujeres muy jóvenes en la noche cargando a sus bebés y pidiendo dinero hasta altas horas de la madrugada. ¡Qué historia tan triste!

Las mejores playas cercanas a Santa Marta son: Neguanje, Playa Cristal, las del Parque Tayrona, Chengue (que recientemente se cerró por ser declarada área protegida de los indígenas), entre otras.

Si se quiere tomar un trago o salir a rumbear, el Parque de los Novios y el Parque Simon Bolivar son el lugar. El monumento que no debe faltar por visitar es la Catedral Basílica de Santa Marta, la catedral mas antigua de Latinoamérica.

Estaré en la luna mientras encuentro un lugar para visitar. Si quieres ver más fotos o una historia extendida de mi viaje, visita mi Instagram: @saluakamerow

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.