Las oraciones no escuchadas..

25 de abril del 2011

La semana santa que pasó fue una de las mas diabólicas que hemos tenido, no solo por el invierno que el señor dios nuestro señor nos envío y que para variar afecta a los más pobres a quienes dice proteger, sino por las oraciones de los más grandes pecadores de nuestro país.

Era tan solo Lunes cuando ya veíamos las grandes consecuencias de la ola invernal en nuestro país, muertos, desplazados (por primera vez en mucho tiempo no fue por causa de la violencia), pobreza extrema, enfermedades, y muchas otras que si las miramos detalladamente son totalmente contradictorias con la semana en que ocurrieron, puesto que en esta se le daba veneración al todo poderoso creador del cielo y de la tierra, y del cual no sabemos si era que también estaba de vacaciones como todos los privilegiados del país, por lo cual no pudo hacer nada para ayudar; el contraste radica en que mientras los que teníamos posibilidad económica viajamos y vacacionamos como consecuencia de un “merecido” descanso, habían muchos otros que se dedicaron a tratar de sobrellevar la situación de la mejor manera posible siendo en algunos casos casi que imposible de llevar por culpa del incansable invierno, pero de los cual nosotros no nos dimos cuenta, es mas ni si quiera dios escucho las voces de sus amados hijos quienes en unanimidad y por necesidad clamaban al cielo diciendo, PADRE PORQUE NOS HAS ABANDONADO.

Pero parece que esta semana no fue solamente de oración por parte de los damnificados de la ola invernal; fuentes del DAS confirmaron que vieron a los hermanos Morenos muy reflexivos en la semana que pasó, cuentan que Samuel estaba tan quebrantado por cuenta de los contratos que se cayeron o de los cuales no alcanzo a sacar tajada, que incluso se preparó para ir a pasar una semana de calvario en su humilde apartamento de Miami en donde se dedicaría exclusivamente a levantar plegarias, pero que por culpa del agua y de los bogotanos que no son sino quejosos no pudo viajar, pero sin embargo éste en el momento que canceló su viaje llamó a Ivancito y le pidió que se reunieran en la iglesia de la 10 con 16 para levantar plegarias a dios a través de monseñor Ordoñez, para ver si por lo menos conseguían un placito para organizar lo que diran en la confesión de pecados de la próxima misa.

Así como los Moreno estaban los Nule, quienes desde un lugar oscuro y tenebroso donde cumplen la medida de aseguramiento, trataban de pedirle al señor que por favor ayudara al fiscal Pavón y que lo instruyera para que este convenciera a la fiscal Morales de aplicarles el principio de oportunidad respecto de los otros cuatro delitos que se les imputan, lógicamente en sus oraciones también le pedían que por favor le suministrara sulfato ferroso al Dr. Pavón para ver si podían quitarle esa anemia que tiene, a ver si así puede ser mas animoso y de mas carácter en las audiencias; al lado de estos estaban los niños de AIS quienes extrañaban a sus papis y solo pedían por lo menos la detención domiciliaria para poder tomarse un vaso de leche mientras ven Glee antes de acostarse.

La conclusión de esto es que somos juguetes de diversión para dios quien se ríe de la desgracia del pobre, que los Moreno son unos imbéciles oportunistas que terminaran presos por ratas y que los Nule y los de AIS en cualquier momento pueden terminar en prisión o salir librados de la persecución penal que está realizando el Estado contra ellos como consecuencia de los vacios jurídicos de nuestra legislación. SIN EMBARGO SIGAN ORANDO COMO DICEN POR AHÍ KIEN KITA Y SE CUMPLA EL MILAGRITO.

[email protected]

Locura Colombiana.

@davidleogo

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO