Si te vi ni te conocí, Rata de Dos Patas

30 de marzo del 2015

Desde teloneros de los Rolling Spoons (banda de metal que hace cóvers de los Rolling Stones con cucharas, porque es una verdadera banda de metal), hasta teloneros de Punk Floyd (banda de punk del boxeador y cazador de colibrís Floyd Mayweather, Jr.), y siempre teloneros, la banda de metal colombiano Rata de Dos Patas lanza […]

Desde teloneros de los Rolling Spoons (banda de metal que hace cóvers de los Rolling Stones con cucharas, porque es una verdadera banda de metal), hasta teloneros de Punk Floyd (banda de punk del boxeador y cazador de colibrís Floyd Mayweather, Jr.), y siempre teloneros, la banda de metal colombiano Rata de Dos Patas lanza su disco de éxitos, Si te vi ni te conocí, tras más de treinta años ofreciendo memorables canciones que el público (que siempre los vio con ansias de ver a la banda que venía después) tarareó o tosió. El lanzamiento se organizará en el camerino de porristas del estadio El Campín, y contará con la presencia de eminencias del metal, como Acerías Paz del Río y Ollas a Presión Carmina Burana.

Édgar Gajo, fundador de la agrupación, es el único sobreviviente de la banda. Los demás fueron extraditados por ofrecer sonoros conciertos para delinquir. Desde pequeño, Gajo estuvo marcado por el metal. Las cicatrices que adornan su piel muestran los varillazos que su padre le propinaba por ser mal estudiante. En casa, Édgar siempre encontró melodiosos los chillidos de sus hambrientos trece hermanos menores. De ahí se entiende su inclinación filarmónica. No obstante, no fue hasta que estuvo en un concierto del trío “Me Mataste, Agonía” (conocido como el más metálico después del Francio), en que decidió armar su grupo. Los integrantes de la banda fueron el Mocho Jiménez (batería), el Artrítico González (teclados) y el Sordo Peláez (guitarra). A falta de un bajo, Édgar Gajo ocupó aquel lugar por sus 1,45 m de estatura. Su estilo de canto es violento y audaz. En palabras de la Rolling Stone, “de escupir a cantar hay un trecho. Pero Édgar Gajo sabe cómo hacer arte con su verborrea, al punto que el espectador puede sentirse en un tiroteo”.

Su primer éxito fue Oda a las odas, en que las 523 veces que repiten la palabra “oda” no la hace repetitiva. La canción dura 30 segundos. Fue usada por NATGEO para doblar la cópula entre dos monstruos de Tasmania. Su siguiente éxito fue la autobiográfica Cascada en el manantial, que narra las palizas que Édgar y sus amigos recibían en su barrio El Manantial. La voz gutural de Gajo recrea onomatopéyicamente una riña con cuchillo, pico de botella y chapa. Fue adquirida por la iglesia multinacional La Casa Donde se Ronca para mostrar a sus fieles un picnic en el infierno. Su hit más distribuido, que sonó en todas las estaciones radiales de las penitenciarías del país, fue el libertario tema Nunca vencidos, que cuenta la triste historia de un hambriento que se encuentra un cargamento de enlatados ya expirados. Fue comprado por el Centro de Ciencias Cardiovasculares para infligir taquicardias fulminantes a conejillos de indias o estudiantes de bajas calificaciones.

Rata de Dos Patas ofrecerá una gira “mundial” por Egipto, Bolivia, Japón y otros barrios de Bogotá.

@EchemosVaina
https://www.facebook.com/echemosvaina

En la imagen, Édgar Gajo lidiando con un público difícil.

En la imagen, Édgar Gajo lidiando con un público difícil.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO