El terrorismo del ELN: una burla al Gobierno Santos

Foto: Ejército Nacional

El terrorismo del ELN: una burla al Gobierno Santos

12 de febrero del 2018

Las últimas semanas se ha conocido como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), ha buscado generar pánico en el país con quema de vehículos, atentados contra la infraestructura vial, secuestro y hostigamientos. Estas son las acciones que se han registrado en varias partes del país a través del paro armado.

El pasado fin de semana, miembros de la guerrilla hostigaron a los habitantes del municipio de Corinto (Norte del Cauca) y se enfrentaron con el Ejército, en una zona que históricamente había sido de las Farc y hoy la domina el ELN.

El problema de esto es que se evidencia que el proceso de paz con las Farc no ha servido para liberar las zonas, tal y como lo había dicho el Gobierno nacional, sino que rápidamente fueron tomadas por el ELN, lo que significa que no hay ningún tipo de paz porque no se previeron los alcances del ELN.

Por otro lado, se ha afectado gravemente el transporte de carga por miedo a los ataques en las carreteras, el paro armado y las acciones realizadas por este grupo insurgente comienza a reflejarse en la economía, casos como el de la vía que comunica a los municipios de Valdivia y Yarumal, guerrilleros incineraron una tractomula y la atravesaron para obstaculizar la vía.

Asimismo, los ataques con explosivos en los peajes en Aguachica y Gamarra, en el sur del Cesar y dos camiones incinerados en la vía a Buenaventura. En la misma región, en el municipio de Toledo, hombres armados obligaron a los pasajeros de un bus a salir de él antes de prenderle fuego.

Estas acciones se sumaron a las registradas el sábado en la troncal del Oriente, que comunica al interior del país con la costa Caribe. Ambas fueron explosiones. Una provocó la caída del Amarillo, ubicado en el corregimiento La Mata, de Pelaya (Cesar).  La otra fue en una de las tuberías del sistema de manejo de aguas del sector de Boquerón, en Curumaní (Cesar). Aunque se habilitó el paso vehicular en esos puntos, solo está permitido para carros livianos.

No podemos volver a la época en que solo podemos salir a las carreteras escoltados por el Ejército y la Policía, volver al temor de salir por presencia guerrillera.

Lo más absurdo es que esto pase con un grupo con el que supuestamente se está negociando un nuevo proceso de paz, un cese al fuego que no existe, con pruebas claras de que no tienen voluntad por parte de este grupo.

La verdad es que el Gobierno nacional nuevamente se está equivocando como lo hizo con las Farc, no se puede negociar con un grupo que siga detentando las armas, mientras no haya entrega de armas no se puede negociar ningún proceso. No tiene sentido estar levantándose de una mesa sin voluntad política. Cuando los ciudadanos son los únicos perjudicados.

Este tipo de actuaciones lo único que generan es volver a la incertidumbre de salir a las carreteras, lo que implica claramente una afectación grave al turismo y a la inversión extranjera. Los turistas comenzarán a disminuir y la economía se verá golpeada más de lo que está con estos ataques guerrilleros.

Se requiere urgente la suspensión definitiva de los diálogos con el ELN y una estrategia contundente para controlar y sancionar las acciones terroristas con las que están atacando a la población civil. No se puede dar tregua y dejarlos avanzar para presionar condiciones privilegiadas en los diálogos, tal y como lo hicieron las Farc.

Este gobierno ha demostrado su falta de experticia en negociación de paz, suspensión de conflicto y garantías a la población civil. No es posible que sin cumplir los acuerdos con las Farc se realicen negociaciones con el ELN con las armas sobre la mesa y amenazando a la población civil.

Se está evidenciando también un crecimiento del grupo guerrillero del ELN a costa de las células de las Farc, lo que significa que seguimos con zonas vedadas en el territorio nacional, y el proceso de paz de La Habana no muestra ningún resultado distinto al aumento de la violencia y al narcotráfico rampante.

La lección es elegir en las próximas elecciones de marzo un Congreso que no se arrodille ante los acuerdos con el terrorismo como ocurrió con las Farc y en mayo un gobierno que tenga una mano fuerte que controle la violencia y haga respetar la vida de los ciudadanos, se necesitan garantías, un ejército fortalecido y una justicia efectiva contra el terrorismo.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.