Todos quieren ser doctores…

31 de mayo del 2011

En Colombia suceden tantas cosas nuevas todos los días que nos vamos olvidando de cosas importantes, cuando salió el escándalo de la salud se opaco el tema de la reforma a la educación y no se volvió a tratar sobre este, como si su importancia se hubiera limitado a una alerta morbo-noticiosa.

Veía un informe que publicó la revista Finanzas Personales en donde mostraba un estudio sobre los puestos más difíciles de cubrir en Colombia, de una vez fui a mirar a ver si aparecían los abogados, médicos, comunicadores sociales, psicólogos, economistas, etc., y la verdad me lleve una notoria sorpresa, al parecer tenemos déficit en técnicos, obreros, secretarias, operarios, etc., tremendo susto el que me lleve, parece que aterricé de manera forzada de un sueño infundado por una sociedad de estatus y clases como la nuestra, y fue cuando me di cuenta que necesitamos una reforma a la educación ya, me acorde de la que actualmente existe y también de los más críticos de esta; si hacemos un análisis los que más duro han criticado la propuesta son todas aquellas personas con ambición económica y con la firme convicción de que solamente podrán cumplir su cometido estudiando las carreras más populares que nos ofrece el mundo académico, mentira esta que nos han querido vender y de la cual el Estado ha sido un vil patrocinador al enfocarse en la educación “superior” mucho más que en las técnicas e industriales ya que observamos que la meta del gobierno con mucha presión de los menos favorecidos es que cuanto bachiller salga tiene que entrar a la universidad a estudiar la primera carrera que se les ocurra; entonces es cuando empezamos a ver que se necesitan 100 psicólogos o abogados nuevos anualmente pero salen 1000 de cada profesión ¿Qué pasa con el saldo restante?

Todos aquellos pertenecientes a ese saldo terminan asumiendo papeles dentro de la sociedad que desprestigian profesiones y que por ansias de dinero rápido hacen lo que sea sin importar consecuencias (mírese el caso de los abogados del choco que desfalcaron al Estado) o sencillamente lo más común es que terminan haciendo labores técnicas y es ahí donde me pregunto ¿qué pasa con el dinero y los más de cinco años dedicados a estudiar una carrera para terminar de obrero o taxista?, y no es que desprestigie al taxista o al obrero por el contrario son tan importantes que quiero criticar a todos aquellos que en algún momento hemos desprestigiado al técnico, secretaria u obrero, pensamos que quizás por tener un papel colgado con un marco en la casa de nuestros padres que diga que sabemos de economía o de cualquier otra cosa de educación superior entonces somos superiores a los demás y saben que es más triste muchas veces el mismo obrero es el que piensa que quien es doctor es más que él.

¿Saben ustedes porque en USA están las mejores universidades del mundo? ¿Saben porque las universidades privadas son las mejores? Resulta que USA es quizás el país con más coherencia respecto del sistema económico en que se encuentra, mientras que aquí discutimos todavía sobre el socialismo y el comunismo, ellos tratan de perfeccionar su economía, es así como podemos observar como el acceso a ciertas universidades depende de dos cosas, medios económicos y por sobretodo calidad académica, estas universidades lógicamente son privadas y no es necesario nombrarlas, pero a veces se piensa que ellos no invierten en educación, resulta que este país si invierte en educación pero no en la superior sino en la escolar, se puede mirar como desde pequeños se quiere guiar a la persona a encaminarse por una carrera que le auguré un buen futuro y no por alguna que tan solo lo haga un desempleado mas y un paracito de la sociedad, es por eso que la productividad de un norteamericano es mucho mayor a la de un colombiano, pero como aquí todos queremos ser doctores, tener secretaria, y andar en Mercedes, le exigimos al gobierno inversión en la educación superior cuando el centro de la educación debería ser la escolar y técnica apoyada por importantes aportes públicos que distribuyan mucho mejor la economía y que el Estado desde el congreso cree políticas laborales por la cual se propugne por crear un deseo y no un temor por el ser técnico, acabando con el mito pendejo colombiano de que tengo que estudiar para que me digan doctor, si el Estado sigue patrocinando esto creando universidades de garaje como la de Moreno de Caro, o permitiendo que la educación superior sea tan económica que permita el acceso a todas las profesiones por parte del que quiera, sin hacer distinción de competencias académicas, sacando al mercado laboral a gente que termina por competir con el desempleo, la economía de este país se irá para el suelo por qué no hay bolsillo que aguante el que una familia con esfuerzo saque todos los semestres para matriculas y sostenimiento de un futuro desempleado cuando ese dinero podría ser un capital para crear empresa; en contra de lo que piensa los que quieren llevar al país a un fracaso económico necesitamos exclusión académica y mas inclusión laboral.

Twitter:@davidleogo

Locura Colombiana

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO