Tristeza Insostenible

9 de agosto del 2012

¿Qué pretendió el Gobierno con la creación de una Reserva Estratégica Minera de 17 millones de hectáreas?

Fuente Imagen: Amazonas Colombia (publicación)

A lo largo del piedemonte amazónico y llanero, se extiende un 50% del territorio colombiano, un lugar donde el estado ha estado ausente desde hace 200 años, así haya sido pilar para la Campaña Libertadora, y para obras literarias de gran valor como La Vorágine. Es más, existen muchos lugares hermosos como:

  • Parque Natural Nacional Amacayacú
  • Parque Natural Nacional Río Puré
  • Parque Natural Nacional La Paya
  • Parque Natural Nacional Serranía de Chiribiquete
  • Parque Natural Nacional Nukak
  • Reserva Natural Nacional Sierra de la Macarena
  • Reserva Natural Nacional Puinawai
  • Parque Natural Nacional Tuparro
  • Parque Natural Nacional Yaigojé – Apaporis
  • Parque Natural Nacional Cahuinarí

Y esta lista se hace cada vez más larga, y con justa razón. Pero también ha sido un motivo de preocupación en los últimos días, puesto que desde los dos gobiernos de Álvaro Uribe Vélez y lo que va corrido de Juán Manuel Santos, el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible parecen haber pasado a un segundo plano; y todo esto, gracias a una supuesta Locomotora Minera que quieren hacer andar a las buenas o a las malas a lo largo y ancho del país; para la muestra, la resolución del pasado 3 de agosto que modifica el sistema para radicar solicitudes de licencias mineras (supuestamente irá hasta el próximo 24), con el objetivo de descongestionar todos los trámites suspendidos desde febrero de 2011. Y esto,  ya ha sido objeto de estudio en estas columnas que se han desarrollado, como lo consta las siguientes columnas:

  • Columna El Chorro de la Libertad, con fecha 27 de mayo de 2011, donde se expresó la preocupación sobre la intención de explotar oro en esto bello lugar de la Amazonía Colombiana. A propósito, ¿todavía seguirá haciendo de las suyas, Andy Rendle, Miembro de la Junta Directiva de Cosigo (minera canadiense)? Se debe recordar que este Mister fue el mismo de la frase: “Cuando era estudiante, era bien ambientalista. Ahora que conozco los dos lados, sé que el Ambientalismo Ciego hace mucho daño”.
  • Columna Punawai, o el Veneno del Coltán, con fecha 15 de marzo de 2012, donde se plasmaba la rabia por el hecho de que se esté explotando (y parece que en forma ilegal) el Coltán, ese mineral peligroso por sus usos, con terribles efectos para las comunidades indígenas residentes en la zona y que son obligadas a trabajar en este campo. Todo esto ocurre en el Departamento del Guainía, zona neurálgica por la presencia de grupos al margen de la ley.

El Periodista de El Tiempo, Javier Silva Herrera, denunció esta problemática, en una nota publicada con fecha 20 de julio de 2012. Aquí se afirmó que el Gobierno creó la famosa Reserva Estratégica Minera en 17 millones de hectáreas (un territorio equivalente a de aquí a la eternidad), supuestamente para contrarrestar el caos minero que se vive actualmente. La cesión de títulos mineros se haría mediante rondas de negociación, donde serán tenida en cuenta, las empresas más sólidas y más serias (¿y con mayores palancas, señor Ministro de Minas?). Pero lo más triste del caso es que ha habido voces importantes, como la del Banco Mundial, expresando su preocupación porque se pretenda desarrollar minería en Zonas Biodiversas; y la del Exministro del Medio Ambiente, Manuel Rodríguez, quien ha dicho que aunque se hagan todos los estudios ambientales, planes de manejo, charlar de concertación, quedarán huellas irreparables. A estas voces, también se suma Martin Von Hildebrand, Director de Gaia Amazonas.

Y lo anterior se refuerza con la nota periodística de La Silla Vacía con fecha 5 de agosto del presente año, y cuya autora es Natalia Ortiz, donde se lee que el Ministerio del Medio Ambiente creó la famosa Reserva sin realizar los correspondientes estudios (mejor dicho, Frank Pearl estuvo a la topa tolondra). Es más, el Presidente Santos peló el cobre cuando anunció este trabajo en plena cumbre de Río+20. La explicación a semejante absurdo la dieron Minambiente y el Viceministro de Minas, Henry Medina, bajo las siguientes palabras: “Antes, la puerta estaba abierta para que entrara cualquiera. Ahora tenemos la llave y solo la abrimos cuando veamos las mejores condiciones”. Ave maría, tocaría preguntar: ¿Cuáles son las mejores condiciones?, ¿Quién garantiza que en el momento de abrir la puerta, no se entren quienes quieren atentar contra el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible? Es más, las comunidades indígenas han expresado su descontento como por ejemplo, Julio Cesar Estrada, Miembro de la Organización de Pueblos Indígenas de la Amazonía, quien dijo estas palabras con respecto a los efectos colaterales que podría traer esta “medida”: “llegan las rupturas entre la comunidad indígena y también la prostitución, el alcoholismo y la drogadicción”.

Quedaría por hacer los siguientes interrogantes:

  1. ¿El Gobierno será consciente de que sin poner en marcha esta Reserva, ya se han generado problemas ambientales y sociales en la zona?
  2. ¿Porqué tanto silencio de Corporinoquia y Corpoamazonia? Bueno, pero  las CAR´s en Colombia tampoco es que sirvan de a mucho.
  3. ¿Esto será el abono para posibles apoyos financieros para próximas campañas electorales?
  4. ¿Porqué tanto silencio de sectores industriales, políticos, tanto oficiales como de oposición?

PD1: Pico y Placa nuevo en Bogotá DC; si acaso, funcionará en la cabeza del Alcalde, a no ser que se haga el loco en horas pico.

PD2: Cacería de jaguares en Amalfi (Antioquia). No hay derecho; ¿Dónde están Minambiente, Gobernación, Corantioquia y la Alcaldía?

PD3: En cuanto a los Juegos Olímpicos, a Colombia le irá bien el día en que mire al deporte como una opción y no como un pecado mortal.

PD4: ¿Cuál será el interés real de la Alcaldía Mayor de Bogotá DC en que se hunda (si no es que ya pasó) el cupo de endeudamiento para el metro pesado?

PD5: Triste el panorama de Transcaribe en Cartagena de Indias. No se ha inaugurado (va atrasado), y ya se convirtió en toda una olla de inseguridad.

PD6: Sigue el silencio de las autoridades vallunas frente a la invasión en los Farallones. Indiferencia frente al peligro ambiental.

PD7: Todavía persiste el peligro sobre el Páramo de Santurbán, por parte de Greystar (EOM), pero sigue con sus malévolas intenciones antiambientales.

PD8: El hecho de que ciertos grupos indígenas, con sus argumentos, no quieran a las FFMM en su tierra, debería relanzar la estrategia de seguridad.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO