Un basurero llamado Guajira

29 de enero del 2020

Por: Julián Sacristán.

Un basurero llamado Guajira

Los seres humanos llevamos habitando el planeta a lo largo de miles de años y me gustaría decir que de lejos somos la especie más inteligente del planeta, sin embargo, los hechos parecieran demostrar que la inteligencia que se nos entregó la hemos mal entendido o mal utilizado para perseguir fines personales que van en contra de nuestros semejantes y de nuestro planeta.

Llevamos años destruyendo lo que se nos ha entregado, hemos podido llevar a la extinción a especies enteras y en la medida que hemos entendido más las ciencias, la física, las matemáticas y nuestro entorno, nos hemos especializado en desarrollar “tecnologías” que siguen dañando el ecosistema en vez de usar este conocimiento para vivir en equilibrio con la creación.

Pese a que hace mucho tiempo tenemos identificado este comportamiento, hoy, en el 2020 no hemos sido capaces como sociedad de avanzar a la velocidad necesaria para parar o revertir el daño, lo cual pone en riesgo nuestra sostenibilidad de largo plazo, quizá por que pensamos que es un problema que debe solucionar la política, porque estamos tan acostumbrados a ello, o por que creemos que es un problema de otros.

En Colombia, tenemos este problema en todo el país, sin embargo, quedé asombrado con unas fotos que me compartieron de la situación que está ocurriendo en Maicao y Uribia, en el departamento de la Guajira, donde al parecer no solo hace falta consciencia de las personas sino políticas de gobierno que ayuden a hacer un uso eficiente de la basura.  La Guajira es uno de los departamentos más pobres de Colombia, con problemas de agua, recursos básicos, educación y con un historial de corrupción que es asombroso cómo se ha mantenido a lo largo de tantos años sin que se tenga una solución al problema.

Pese a que existe un relleno sanitario, los problemas en la guajira de recolección de la basura, al igual que los altos niveles de pobreza hacen que muchos wayúu encuentren en ella su sustento diario bien sea por el reciclaje o por que entran a buscar que comer en ellas, lo que hace que, una vez finalizada la exploración, esta quede literalmente regada por el desierto con todo lo que esto conlleva en términos de salud, medio ambiente y calidad de vida.

Estamos necesitando una solución integral al problema, no solo en materia de tener servicios eficientes de recolección sino en contar con oportunidades de educación para las personas que allí habitan. Es un departamento hermoso pero olvidado, un departamento con personas sin esperanza de un futuro mejor, con niños que viven y comen basura; por esto hago el llamado a los alcaldes de Uribia Luis Enrique Solano Redondo, al alcalde de Maicao, Mohamad Jaafar Dasuki, a la Gobernación de la Guajira, en cabeza de Nemesio Roys, a Ricardo Lozano, actual ministro de medio ambiente, y a José Manuel Restrepo, ministro de Industria y Turismo para que aporten con soluciones de fondo a este problema que afecta el país.

Necesitamos y hacemos un llamado a la justicia y a la humanidad para que no existan estas condiciones para nadie en el planeta, siento mi voz de justicia en estas líneas y las comparto para visibilizar algo que quizá muchos no conocen pero que deben saber por que el primer paso para el cambio es ser consciente del problema.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO