Un chantaje cínico y protervo

22 de noviembre del 2018

Con total descaro y desparpajo, los exguerrilleros, hacen saber al Gobierno, que de extraditarse a Santrich, el proceso de paz se destruiría; preguntamos nosotros ¿destruir qué? ¿Acaso un burdo sainete mentiroso e hipócrita que se montó en un tinglado vergonzoso, para arrinconar al Estado y arrodillar la Patria, a punta de golpes bajos por el […]

Un chantaje cínico y protervo

Con total descaro y desparpajo, los exguerrilleros, hacen saber al Gobierno, que de extraditarse a Santrich, el proceso de paz se destruiría; preguntamos nosotros ¿destruir qué? ¿Acaso un burdo sainete mentiroso e hipócrita que se montó en un tinglado vergonzoso, para arrinconar al Estado y arrodillar la Patria, a punta de golpes bajos por el gobierno más siniestro y perverso que se recuerde?

Todo les fue entregado, impunidad, curules, dinero, trato preferente y lo más doloroso la dignidad de un pueblo y sus instituciones, la autoridad fue burlada, el Estado de derecho desconocido, la Constitución se hizo añicos y pedazos con la complicidad de legisladores y Cortes dulcetes y maniqueas; todo para satisfacer las descaradas exigencias y embelecos de su dirigencia.

Se nos hizo creer de manera ingenua en la legitimidad y sinceridad del espurio acuerdo, donde la ahora flamante organización político – militar, impone condiciones y quiere chantajear al bien intencionado gobierno, que se nota ingenuo y temeroso, ante la arremetida de estos siniestros Atilas, quienes quieren aprovechar la pérdida de popularidad y gobernabilidad de Duque y el calvario del fiscal para deslegitimarlo y sacar el palo de la rueda que los ha desenmascarado y puesto en evidencia; nunca ha existido sinceridad de dicha organización de desmovilizarse, ni las armas, bienes y negocio de la coca se han dejado; han penetrado de manera sutil y tentacular en la sociedad Colombiana, adquiriendo mayor fuerza y poder.

¡Vaya, vaya!, destruir o acabar con el proceso de paz, por poner a Santrich a buen recaudo de la justicia Norteámericana, es falto de tino y descabellado, vulgar chantaje, amenaza velada y extorsión ¿debe entonces permitirse la violación de la ley?, ¿así mismo que las conductas punibles desfilen impunes y burlonas frente a la sociedad? ¿Debe entonces el Estado arrinconarse vergonzoso y cobarde?, ¡no faltaba más!

El presidente, debe ser firme y demostrar carácter, y no ceder a semejante chantaje, que más bien parece un vulgar matoneo de los envalentonados personajes; garantizando eso sí, a la humilde base guerrillera desmovilizada, que en verdad quiera acogerse, su apoyo y reinserción a la sociedad.

(Por: Carlos Alberto Ramírez Cardona)

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO