Un Feminismo Para no Feministas

30 de marzo del 2016

Así fue concebido Feminismo Artesanal en Colombia.

Un  Feminismo Para no Feministas

Así fue concebido Feminismo Artesanal en Colombia – esa es su razón de ser.

Feminismo Artesanal no tiene ninguna otra razón de ser si no llegar al corazón de las mujeres sumisas o a las que se sienten cómodas en las habitaciones del patriarcado.

Esta es mi revolución de la cual cada vez son muchas las personas las que se suman y asumen esta causa.

Nací Feminista y no lo sabía  luchaba con toda mi alma contra el patriarcado sin saber si quiera que ese monstruo que me estaba jodiendo la vida y me condenaba a moldes impuestos, tenía ese nombre.

Nunca fui una mujer dócil y sumisa – Nunca acepte un “deber ser” impuesto;  rugía como una leona cada vez que me sentía  amenazada por el machismo y saltaba como una pantera cada vez que alguien se atrevía a ridiculizar mis argumentos.

No fui mujer de libros  – fui bastante lenta para aprender y torpe para comprender  –  eso fue resultado de ser una mocosa que con dislexia y por consecuencia disgrafía, una niña dispersa en clase aburrida de todo gracias a que el patriarcado me arrancó el derecho a una vida libre de violencias desde que nací- – Me convertí en una mujer salvaje  que tenía un único argumento  para vivir  – Mi derecho a ser yo.

Enfrenté  absolutamente todo. Insurgente desde que nací, mi ignorancia teórica, era compensada por mi intuición –  soy una sobreviviente del patriarcado porque así lo decidí ninguna academia me enseñó a hacerlo, porque no tuve la suerte de poder ir a  alguna.

La vida siguió su curso e hizo lo que le dio la gana conmigo para enseñarme a retar  las circunstancias dadas, para aprender a pilotear mis falencias y exigir justicia sin discursos elegantes o elocuentes y verdades que se defienden solas.

La verdad es que ser mujer no tiene porqué ser factor de riesgo. La verdad de que los argumentos del machismo para amedrentarnos, violentarnos, violarnos y asesinarnos son una mierda.

La verdad es de que todas las mujeres somos ciudadanas sujetas de derecho sin importar la versión de mujer que seamos.

Sabiendo todo eso me aterrorizaba reconocerme feminista –  no quería que me odiaran los hombres que amo ni que las mujeres  amigas me “cogieran tirria”  es que ser feminista en esta sociedad aterroriza – es temerario, se trata de decirle al mundo que no quieres más sexismo, machismo, heteronormatividad, ni  monogamia impuesta.

Se trata de rugirle de frente al patriarcado – se trata de  quedarse sin los privilegios sociales que reciben las princesitas  o damiselas  encantadas. Se trata de quitarle la máscara al príncipe azul, al conquistador, al caballero andante  y de ser tachadas de extremistas desadaptadas. De brujas rencorosas.  O el rótulo más estúpido y moderno que tenemos que soportar el de “feminazis”.

Ser feminista es aterrador  se trata de empezar a decirle al sistema que  no somos suyas, que somos nuestras – ser feminista es exponer tu vida a diario  y no es  exagerado  – ser feminista es ser una mujer que decide sobre todos los aspectos de su vida sin dejarse coaccionar por nada – y diariamente solo en Colombia cuatro mujeres son asesinadas diariamente  por decidir sobre  aspectos de su vida.

No tenía idea de  la existencia de  Olymple de Gouges, la mujer quemada en plena revolución francesa  por sus propios compañeros por exigir la declaración de derechos para las mujeres, ya que se trataba de una revolución que  tenía a las mujeres luchando codo a codo con los hombres, pero no estaban dispuestos a reconocer a las mujeres como ciudadanas –  su reproche le costó la vida el 3 de noviembre de 1793.

Cuando  la conocí decidí honrar su existencia negándome a ser una simple humanista más.

Me he tejido y destejido las veces que ha sido necesarias para encontrar  la mujer que quiero ser y no la que el sistema me exige –  el Feminismo Artesanal  se tejió en cada una de mis células y luego vino el conocimiento teórico e intelectual  que aún estoy descubriendo  y entendiendo.

En mi proceso comprendí la necesidad de un feminismo para no feministas que respetara el  proceso íntimo  de emancipación de cada mujer  subyugada sin dejarla sola en el infierno patriarcal,  que le diera argumentos  para no sentirse culpable cada vez que tiene que rugirle al patriarcado.

Feminismo Artesanal es algo así como el pre escolar del feminismo

– Aquí ninguna, ni su ideóloga tiene claro cómo acabar el patriarcado. Ni cómo lograr que todas seamos libertarias – aquí todas combatimos desde el infierno y  somos tejedoras de una nueva realidad  desde nuestra luces y sombras.

En Feminismo Artesanal reivindicamos todas las formas de ser mujer y nos oponemos  y destejemos la violencia intragénero para desde ahí combatir todas las violencias hacia las mujeres.

Nuestro postulado: Mujeres putamente libres.

Mar candela.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO