Un país sin memoria.

20 de diciembre del 2013

Colombia es un país sin memoria.

Hace algunas semanas, nos sorprendimos con la revelación de un archivo completo sobre la toma al palacio de justicia en 1985. En ella hay evidencia totalmente nueva sobre lo ocurrido en esos dos días que estremecieron al país. Algunas de las pruebas que salieron a flote y que se publicaron en una edición del periódico El Espectador dejan varias preguntas y nos llevan a pensar en lo que vamos a hacer con esos hechos que marcaron la historia del país y sobre los que aún no tenemos claridad. Una de las que más llama la atención es la referencia que se hace a el apoyo de INRAVISION a las fuerzas militares con “ Equipos de Luces y Grabación” . ¿ Filmaron las FF.MM lo que ocurrió? Si es así: Donde están esos videos? ¿Porqué en 28 años de procesos penales y administrativos nunca los aportaron?. Allí hay fotografías que pudieron servir de apoyo a los procesos penales iniciados, pero nunca fueron entregadas. ¿ Que consecuencias tiene esa omisión para los directivos de las FF.MM de la época que aún están vivos? LA reserva puede ser uno de los argumentos que se esgriman para justificar la falta de cooperación con la justicia, pero hace 3 años, cuando se cumplieron 25 años de redactado el informe oficial, este perdió su calidad de documento reservado y este pudo ser aportado a las investigacioens vigentes.

Mientras las familias siguen esperando la verdad, el ex.general Plazas Vega sigue en su prisión con privilegios de general activo, con la anuencia del INPEC y el Procurador, muy acucioso para sancionar al alcalde de Bogotá, pero bastante inactivo para pedir resultados en este proceso. Incluso hay denuncias respecto de Plazas Vega asistiendo a eventos sociales, o la realizada por Canal Capital en donde manifiestan que Plazas dá clases en los cursos de ascenso militar. La situación del Gral. Arias Cabrales no es diferente. Vive en la escuela de infantería con su familia. Habría que ver si se cumplen los requisitos para una detención domiciliaria. Colombia es un país sin memoria.

Todos los días pasan cosas nuevas que distraen nuestra atención y nos generan indignaciones efímeras. En medio de este dilema están las personas sobrevivientes y los familiares de quienes fallecieron, quienes aún esperan una respuesta. Lo triste es que ni siquiera la Corte Interamericana de D.H resulta una garantía de justicia, dado que su presidente está buscando ser elegido como Secretario General de la OEA, y por supuesto necesita el voto de Colombia para tales efectos. Ya Daniel Coronel preguntó por esto al propio Juez Garcia-Sayán, a lo que este respondió con bastante altanería, sin precisar nada en concreto. Es una vergüenza para el país que 28 años después todo sea incertidumbre, y las víctimas sigan esperando la verdad… pero ya nadie se acuerda de ellos.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO