Una posible solución a la situación de los expulsados del Bronx

Una posible solución a la situación de los expulsados del Bronx

22 de Agosto del 2016

Todos los bogotanos sabemos que “El cartucho” nunca se acabó, se trasladó para unas cuadras más arriba y se llamaba El Bronx.

Hace pocos meses se hizo su intervención pero tal vez no fue la manera correcta como se realizó el operativo, esta demolición del Bronx se me asemeja  a cuando una persona padece de un cáncer avanzado, se sabe qué padece pero que a la hora de hacer la operación puede llegar hacer metástasis. Pues eso fue lo que pasó con la cuadra que se prestaba hasta para torturas en Bogotá.  La problemática se dispersó por algunos barrios de la ciudad.

Desde la semana pasada los ciudadanos de a pie se han visto perjudicados, o si no que lo digan  los comerciantes del sector de San Andresito, que tuvieron que salir a marchar el fin de semana porque se han bajado las ventas por el miedo que sus compradores sean atracados por los habitantes de la calle que se tomaron a la fuerza el puente de la Calle 6 con carrera 30, y que han estado batallando ya no solo con el frío y el hambre si no que esto se le suma la policía y el Esmad.

Existe algo claro en esta guerra entre desplazados del Bronx contra Enrique Peñalosa, y es que nadie va dar su brazo a torcer, los habitantes de la calle quieren una reubicación para que ellos puedan dormir y poder estar con sus problemas de drogadicción, en un mundo donde no se les juzgue por la situación social en la que se encuentran, esto mientras que el alcalde dice que “No vamos a tolerar una república independiente del crimen en Bogotá”.

Todo resulta en una batalla que podría durar días, meses y  hasta años en donde los únicos perjudicados son los vecinos del sector al puente de sexta. A estas alturas del partido seguramente los habitantes los barrios Ricaurte, Santa Isabel y Restrepo se arrepentirán de  haber votado por Peñalosa.

Los habitantes de la calle no tienen la culpa que un mandatario, que dice tener ideas de visionario, les haya quitado lo poco que tenían, ellos también tienen sus derechos así sea de dormir dignamente.

La problemática se agudiza porque algo parecido a la petición de los desplazados del Bronx, para que se vayan de ahí la “Bogotá mejor para todos”, la acabó y  me estoy refiriendo a los Centros de Atención a Drogadictos que durante el 2012 el exalcalde Gustavo Petro impulsó con su entonces Secretario de Salud Mauricio Bustamante.

Los CAMAD  hoy empiezan hacer falta para ejercer control en este grupo de personas que necesitan ayuda, era preferible saber que la problemática estaba en un solo lugar y bajo una revisión médica como lo tenían estos puntos de atención.

No puede ser posible que a estas alturas del partido en la capital del país y en  el año en que estamos, se traten a estas personas de esa forma. Es necesario crear una política pública para recuperar  la dignidad de los habitantes de calle y una manera podría ser regalándoles su dosis y a cambio prestando un servicio en la ciudad, puede llegar hacer una estrategia de lucha contra la desigualdad, ellos merecen una oportunidad de vivir con respeto  a sus espacios y creencias.

En Twitter: @DavidFerroDice

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.