Uribe se descachó otra vez….

20 de junio del 2011

No sabemos si es que al expresidente Uribe le gusta ser mal asesorado para así crear polémica en los medios de comunicación del país, o si muy por el contrario es atracado en su buena fe por parte de abogados que ha sabiendas de la popularidad de este deciden llevar sus casos teniendo en cuenta la fama y los resultados económicos que a futuro pueden llegar a tener.

Cuando se vio el show televisivo del pasado 16 de junio muchos se limitaron hacer un análisis farandulero respecto de lo ocurrido, lo cual era innecesario porque tan solo era ver que el expresidente caminaba como reina de la ganadería por la séptima, quien sabe con qué intenciones políticas, cada cual sacará sus conclusiones respecto a esto; lo que pasaron muy por encima fue que este pretendiera constituirse en parte civil sobre un proceso en el cual, él no era ni víctima ni perjudicado. La corte constitucional ha diferenciado estos dos conceptos para cercar las posibilidades de participación de gente inescrupulosa que pretende dilatar procesos penales, tal y como se ha visto en situaciones anteriores en casos como el de los Nule en donde un abogado pretendía constituirse como víctima en representación de unos ediles y alcaldes de distintas localidades de Bogotá, pertenecientes al Polo Democrático Alternativo, con el único fin de evitar que se conociera la vedad sobre la participación de los hermanos Moreno en el carrusel de la contratación.

La parte civil en un proceso tiene unos derechos constitucionales para quien es víctima o perjudicado, tales como poder acceder al expediente alegando el derecho de acceso a la administración de justicia o el aporte de pruebas con fundamentos en los derechos de verdad, justicia y reparación ¿para qué quiere Uribe tener acceso al expediente?¿qué pruebas quieren aportar los abogados de Uribe?; en el caso de Piedad Córdoba es absurdo considerar que Álvaro Uribe fuera víctima por cuanto bajo esta noción si se llegara a probar la participación de esta señora con las FARC, él tenía que entrar a probar la relación directa entre la conducta punible y el daño directo que le fue causado a él lo cual sería muy difícil casi que imposible diría yo, pero supongamos que quizás fue un perjudicado del delito en eses caso muchos campesinos, exsecuestrados y quizás todo el país estaríamos radicando oficios con el fin de participar en el proceso ya sea para ser reparados o para hundir penalmente a Piedad.

Yo no es que sea muy impiadoso con la señora Piedad ni mucho menos, esa mujer tan trabajadora que ha velado por los intereses de los desfavorecidos, secuestrados, pobres etc., yo la admiro mucho nunca como Chávez pero sí bastante, yo sería capaz de organizar marchas y hacer foros para evitar que ella sea fruto de calumnias informáticas de las Farc y que posteriormente sean ratificadas por la corte (lo que no va a pasar); en fin quiero decir con todo esto es que Uribe se descacho con sus abogados, quedando en ridículo por una solicitud procesal para participar en un proceso en donde con toda certeza puedo afirmar que el no puede intervenir, esta solicitud tiene un noventa por ciento de probabilidades de no ser admitida, así que tranquilícese señora Piedad ya no tendrá que andar con miedo por que Uribe la logre desenmascarar el ya no va en su proceso; no sé en qué pensaban los abogados de Uribe, creo que lo que paso fue que no pensaron, y este es el problema de este tipo de personas que no son estudiosas del derecho sino que tienen una buena oratoria y capacidad para concentrar a los medios lo que los hace conocidos por su participación en altas cortes pero no por calidad académica ni mucho menos, además con el permiso de alguien como Uribe el cual con sus actuaciones desmotiva cada vez más a los que fuimos alguna vez sus electores.

Twitter:@davidleogo

Blog:Locura Colombiana

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO