Visa Schengen, una pesadilla para los colombianos

20 de mayo del 2015

El pasado 12 de mayo, el presidente Juan Manuel Santos declaró que en un mes habría “buenas noticias” sobre la eliminación del visado Schengen, para que los colombianos puedan visitar libremente los países de la Unión Europea. A raíz de estas declaraciones, alguna prensa tituló que “en un mes se eliminaría la visa Schengen a […]

Visa Schengen, una pesadilla para los colombianos

El pasado 12 de mayo, el presidente Juan Manuel Santos declaró que en un mes habría “buenas noticias” sobre la eliminación del visado Schengen, para que los colombianos puedan visitar libremente los países de la Unión Europea. A raíz de estas declaraciones, alguna prensa tituló que “en un mes se eliminaría la visa Schengen a los colombianos”.

Como consecuencia del primero de estos anuncios alegres de Santos sobre la eliminación de este trámite –no es la primera vez que lo hace– mucha gente que quería viajar este año a Europa, ha dejado para última hora la solicitud del visado y la acumulación en la oficina que los gestiona es de 2.000 cada día.

Otro que anuncia la eliminación del visado Schengen cada vez que Santos va a Madrid, es el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, que está pasando por horas tan bajas como Santos y como el presidente colombiano, necesita producir “noticias positivas” a como dé lugar.

Para evitar aglomeraciones en sus sedes consulares en Bogotá, los países de la Unión Europea optaron hace algún tiempo, por dar citas por internet y encargar de las gestiones a una empresa india –sí, así como lo lee, una empresa de la India—a la que se le presentan los documentos requeridos. Allí se asignan las citas, se toman los “datos biométricos” del cristiano que se ha sometido a este tormento y se le entrega, finalmente, un visado por no más de seis meses, después de haber pasado por gestiones que en las actuales circunstancias no tardan menos de mes y medio.

Capítulo aparte merece la montaña de papeles requeridos: carta de invitación o voucher de un hotel, billete de avión, extractos bancarios, certificado de matrimonio o en su defecto declaración de convivencia ante notario, declaración de renta. Para el seguro médico por valor de 40.000 dólares, es conveniente una tarjeta de crédito que respalde dicho monto.

Ya que el calvario de obtener un visado para viajar a la Unión Europea seguramente seguirá por mucho tiempo, los países de la Unión y particularmente aquellos con una fuerte presencia de colombianos como es el caso de España, cuyos consulados fuera del Bogotá no tienen ninguna función, deberían seguir el ejemplo de Canadá o Estados Unidos que crearon centros de solicitud de visas en Medellín.

El visado Schengen, si Ud. se arriesga a hacer personalmente las gestiones, cuesta 160.000 pesos; pero si quiere evitar que se prolonguen los días de espera porque le falta un papel o los que les llevó a los indios están incompletos, lo mejor es que pida la tramitación a una agencia de viajes que, naturalmente, cobrará por el servicios; porque, si se equivoca o le falta un papel, pierde el turno y tiene que pedirlo nuevamente. El valor en este caso ronda los 400.000 pesos. Como la mayoría de solicitudes es de fuera de Bogotá, agréguele al presupuesto para el visado un viaje de ida y vuelta más los gastos de estancia en la capital.

Yo les recomiendo tanto a Santos como a Rajoy que se callen sobre este asunto si no lo van a solucionar de verdad. No es necesario que la gente, cansada, frustrada e irritada tenga que recordar durante los largos días de tramites y espera, además de la parentela de los indios, la de los dos presidentes.

@Juan_Restrepo_

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO