Vivir en las sombras

9 de febrero del 2015

El que sea protagonista del uribismo en este país está condenado a vivir en las sombras, sombras demasiado oscuras con las que nunca tendrá tranquilidad, vivirán en las zozobras y quizás jamás tengan paz, pero si usted es de esos protagonistas debería saber con anterioridad a lo que se arriesga. Nunca podrá tener luz propia, […]

El que sea protagonista del uribismo en este país está condenado a vivir en las sombras, sombras demasiado oscuras con las que nunca tendrá tranquilidad, vivirán en las zozobras y quizás jamás tengan paz, pero si usted es de esos protagonistas debería saber con anterioridad a lo que se arriesga.

Nunca podrá tener luz propia, siempre vivirá a las espaldas del innombrable, quizás y muy probablemente no tenga criterio ni carácter para contradecir a quién ya sabemos, pero si algún plan sale mal, su destino podría ser  Panamá o Miami para su próxima residencia.

Y lo podrían ser, porque esa fuerza del innombrable es capaz de eclipsar muchas de sus decisiones, hasta el punto de influenciarlo y hacerlo cambiar de perspectiva, de dejarlo sin piso ni techo para su moral e incluso atormentarlo día y noche en su tranquilidad.

Ser fugitivo no es de honra, pero antes las supuestas persecuciones políticas en contra de la fuerza política de la que escribo, pues esa es la salida que deciden tomar, pero ese cuento solo se lo creen ellos, mientras que durante 8 años y con retrovisor más de uno tuvo que salir de este hermoso país, pero no porque lo fueran a meter preso, sino porque sabía que quedarse le representaba un terreno en cualquier cementerio del país.

Los nexos del mal algún día saldrán a la vista, la luz es más poderosa que la oscuridad, la gente se aburre del aislamiento, de vivir como ratas, de estar pensando día y noche en la intranquilidad que viven, de saber que hicieron las cosas mal y tienen que responder por sus actos.

Son varios los que viven en esas sombras, y aún más los que se van a sumar a la lista, una ideología sustentada en corrupción, en delitos, en tener la cabeza agachada porque la moral, no se la permite levantar, una ideología que tendrá que vivir en las sombras porque el reinado ya se les acabo.

@JorgeToledoDiaz

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO