Y así Me Preparé Para Ganar El Baloto…

29 de agosto del 2011

Lo primero que me dijo mi esposa fue que iba en contra de las leyes Divinas. Esa es una tarea que tengo pendiente por resolver, aunque existe contradicción en su solicitud porque cuando se lo he mencionado en público lo primero que dice es que si ni siquiera la he comprado como me la voy […]

Lo primero que me dijo mi esposa fue que iba en contra de las leyes Divinas. Esa es una tarea que tengo pendiente por resolver, aunque existe contradicción en su solicitud porque cuando se lo he mencionado en público lo primero que dice es que si ni siquiera la he comprado como me la voy a ganar.
Pero bueno, la tareita sigue pendiente.

Mi madre dice que “cuidado con eso, hay gente que se ha muerto”,

Es que nunca me he ganado ni una rifa de fiesta infantil. Hace 25 años me gane el chance, mi suegra con gran entusiasmo me dijo “Juanquita venga le hago el chanche, vale 200 pesos deme un numero yo se lo juego en la esquina”. Al día siguiente tuve la certeza que mi numero era el ganador, cuál fue mi sorpresa cuando mi estimada suegra me recibe a la hora de visita, “mijo si sabe que me gané el chance?”, para lo cual no me quedo alternativa que felicitarla.

Así que decidí prepararme:

Primero, saber cuanto sacaría nuestra socia la DIAN, por ganancias ocasionales y todo eso.

Lo segundo, averiguar cómo es la reclamación del premio: No se si me entregan un cheque por $etenta mil millones de pesos como dice Pacheco, o te envian un container con el efectivo, otras opciones. Como por ejemplo un plan de retiro con mesadas mensuales para los proximos trecientos años. Que tal una tarjeta debito universal para gastos varios.

Tercero hay que preparar un gran listado de personas conocidas a las que hay que repartir la platica: los padres, hijos y hermanos, familiares en primer y segundo grado, amigos, hermanos de la iglesia (después de averiguar si es a favor de las leyes divinas), compañeros de trabajo en orden de antigüedad desde mis jefes para abajo. Y una reserva para los que van apareciendo, “hola Juancho, te acordás de mi? Yo era del salon de al lado, jugabamos en el equipo de basket. Todavia seguís jugando?

Cuarto: Será que toca salir del país? Por aquello de la seguridad. Pero para dónde? En donde hay seguridad?. Opciones. Casinos en Monterrey, huracanes en NY, temblores en Japon, hacer empresa en Venezuela, Invertir en Finca raiz en España… Mejor nos vamos quedando en casita.

Quinto: Las inversiones. Administrar el capital, juntas directivas, parafiscales, demandas de empleados, que el TLC con EEUU.

Bueno, finalmente esta vaina de las loterias dicen que es el impuesto de los pobres, soñar no cuesta nada, pero me costó la gasolinita de esta semana, los desayunos, otros gastos… y del baloto nada.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO